Ashley Hautzenrader, de 24 años confesó que intentó matar a su hijo en un inodoro antes de tirarlo a la basura

Anuncio

Una mujer de Iowa admitió que intentó matar a su hijo recién nacido a través del inodoro del hospital antes de tirarlo a un bote de basura, donde el infante fue encontrado vivo.

Según la información del condado de Johnson, Ashley Hautzenrader, de 24 años se declaró culpable de los delitos de amenazar la vida de un infante y de abandono a una persona dependiente. En un inicio la joven enfrentó cargos de asesinato, sin embargo, las autoridades redujeron los cargos.

Hautzenrader fue arrestada en mayo de 2016 después de que su hijo recién nacido fuera descubierto por el personal del hospital de la Universidad de Iowa.

En aquel entonces, la mujer dijo a la policía que dio a luz al niño pero como no lloró, pensó que estaba muerto y que por eso trató de tirarlo por el inodoro, pero como no funcionó, entonces lo puso en la funda de una almohada y lo tiró a la basura y después huyó. Supuestamente ella no sabía que estaba embarazada al momento que entró al baño. “A pesar de que estaba en un hospital, no le dijo a nadie del nacimiento del bebé y nunca buscó ayuda para examinar, tratar de revivir o cuidar al niño”, indican los documentos obtenidos por al revista People.

El juicio de Hautzenrader se llevó a cabo el martes pasado. La fecha tentativa para dar la sentencia será el 1 de septiembre. La mujer podría enfrentar hasta 12 años en la cárcel.