Deportista, escritor, un inversionista inteligente e incluso ganador de un premio Oscar, a sus 41 años Kobe Bryant acumuló un patrimonio millonario. Mira aquí la impresionante herencia que dejó.

Anuncio

Los grandes éxitos en el baloncesto profesional y sus estratégicas inversiones en el mundo de los negocios hicieron que Kobe Bryant acumulara una riqueza que supera los $600 millones, según estimaciones publicadas en una revista financiera.

Según el reporte, las ganancias del ex Laker en la cancha de juego lo convirtieron en uno de los atletas más ricos del planeta, así como sus inteligentes inversiones y contratos de patrocinio con importantes marcas como Mercedes-Benz, Coca-Cola, Nike y Hublot, entre otras.

El informe que fue publicado por la revista Forbes a pocos días de su sorpresiva muerte señala que meses después de su retiro del baloncesto, en 2016, Bryant había revelado que solo su fondo de capital de riesgo —el dinero que él tenía entre manos para invertir en distintos negocios— era de $100 millones.

Luego de retirarse de la NBA, Bryant invirtió parte de su capital en empresas como BodyArmor, Art of Sport y HouseCanary. También publicó una serie de libros, entre ellos, Mentalidad mamba: los secretos de mi éxito, que se convirtió en uno de los más vendidos en la lista de libros del New York Times.

Además de deportista, escritor e inversionista, el también esposo de Vanessa Bryant incursionó en el mundo del cine, convirtiéndose en el primer atleta profesional en ganar un premio Oscar, en 2018, por su cortometraje animado Dear Basketball, escrito por él mismo.

“Bryant tuvo el salario más alto de la NBA durante seis temporadas consecutivas. La combinación de su salario de los Lakers y sus acuerdos de patrocinio alcanzó un máximo de $62 millones. Nike era su socio más importante y lucrativo. La relación comenzó en 2003 bajo un acuerdo de cuatro años y de $40 millones que ayudó a convertir a Bryant en una súperestrella mundial con ganancias anuales crecientes”, dice el informe.

Bryant fue cinco veces campeón de la NBA, el Jugador más valioso en la temporada 2007-2008 y dos veces medallista de oro en las Olimpíadas del 2008 y 2012, entre otros importantes logros.

La inesperada muerte de la leyenda del baloncesto de produjo el domingo, 26 de enero, cuando el helicóptero en el que viajaba de estrelló en el área de Los Ángeles. El ex jugador iba acompañado de otras ocho personas, entre ellas su hija Gianna Bryant, de 13 años.