Conoce la historia de Juan Carlos Angustia García, un joven dominicano que fue contratado por Google y hoy triunfa como diseñador gráfico.

Anuncio

¿Cómo logró un joven dominicano sin un título universitario ser contratado por Google? Juan Carlos Angustia García contó su historia en Medium.com. “Como latino y amante de la tecnología siempre soñé con algún día poder trabajar en una gran compañía como Google. Era un sueño que nunca pensé poder realizar. Imaginar que un joven de un pequeño pueblo del Caribe y sin dominar el inglés podría obtener la oportunidad de trabajar en el gigante de la internet, era algo imposible,” admite el diseñador gráfico, oriundo de Constanza.

En 1998 comenzó a tomar clases de Windows 95 y Microsoft Offices. Luego se enamoró del programa Microsoft Paint. “Diseñando paisajes en Paint descubrí mi pasión por las computadoras”, recuerda. Luego comenzó a crear logos en Microsoft Power Point y de manera autodidacta aprendió a usar Adobe Photoshop. “Utilizar Photoshop era algo novedoso, algo que nunca imaginé pudiese cambiar mi vida. Aprendí a diseñar banners para web”, añade. Si bien no tenía Internet en su hogar en Constanza, caminaba a un pequeño laboratorio de computadoras en su pueblo para hacer estos tutoriales online. “Eran tiempos de mucha imaginación y pasión, mi amor por la computadora y el diseño era insaciable. Solía durar horas y horas utilizando la computadora, ya sea intentando hacer alguna pista de hip-hop, aprendiendo a hacer foto montaje o a crear diseños gráficos en Photoshop”, recuerda. “Así comencé lo que hoy en día llamaría mi carrera como diseñador, y todo gracias al acceso a toda la información que pude encontrar utilizando el buscador de Google.”

gettyimages-995182258.jpg

Si bien en el 2004 comenzó a estudiar publicidad y diseño gráfico en la universidad en Santo Domingo, prefirió seguir aprendiendo solo. “La universidad no me ofrecía lo que me apasionaba. Así que decidí estudiar por mi cuenta en las cosas que realmente me importaban”, admite. También adquirió experiencia trabajando para agencias publicitarias. “Hubo un momento en el que dudé de mi talento, siempre habrá personas que te harán dudar de tu potencial, sin embargo siempre confié en mí. Mis instintos rara vez se equivocan. En mis inicios llegué a ser subestimado, pero mis ganas eran tan grandes que nunca me dejaron abandonar mis sueños”, dice.

Luego de aplicar a Google y ser rechazado, tiempo después recibió un correo electrónico de la empresa solicitando entrevistarlo para una nueva posición. “Google entendía que ahora podía ser un buen candidato para la empresa y por tal razón querían entrevistarme de nuevo”, cuenta. “Google es Google, y claro, también el trabajo que siempre soñé tener y el de 3 millones de personas que suelen aplicar por una posición”.

Finalmente aceptó la posición de diseñador visual en Seattle trabajando para Google Duo. “Ya tengo alrededor de 10 meses trabajando para Google y cada día es como vivir un sueño”, concluye. “Me siento muy agradecido con la oportunidad que la vida me da, trabajar con gente muy talentosa y en productos que billones de personas utilizan alrededor del mundo”.