El huachicol es cualquiera de sus formas significa algo peligroso para la sociedad, ya sea cuando se trata de bebidas alcohólicas o en el caso de los hidrocarburos.

Por Carolina Amézquita Pino
Diciembre 25, 2019
Anuncio

El origen de la palabra huachicol todavía mantiene un importante debate. Los especialistas en México, aseguran que su raíz es de origen maya y viene del vocablo “huach” o “waach” que es un término utilizado para referirse a los forasteros.

Sin embargo, la Academia Mexicana de la Lengua también menciona que es la forma de nombrar a un ladrón. Con el tiempo, a “huache” se le agregó el sufijo “col” que determinaba una actividad de tipo ilegal.

Sebastián Rulli

Por otro lado, se dice que esta palabra viene del latín “aquati” que significa aguado y era cómo se le conocía, en el siglo XVI, a una técnica para diluir la pintura; en Francia comenzaron a usar esta práctica que fonéticamente se transformó en “gouache”.

La Academia Mexicana del Tequila define al “huachicol” como una bebida destilada adulterada con alcohol de caña. Lo cual, se convirtió en una actividad común durante el siglo XX en Jalisco, la cuna de dicho licor, pese a los riesgos que se advertía podrían tener.

“Un trago de huachicol era tomar el riesgo de dispararle al cerebro. Sin embargo la embriaguez barata subyuga la sensatez”, refiere el académico mexicano Luis Ernesto Salomón, en un artículo que publicó en el diario El Informador.

gettyimages-585800840.jpg

Con el tiempo, esta acepción también se aplicó para los hidrocarburos adulterados, debido a que, en el mismo siglo XX, se convirtió en una práctica habitual tomar litros de gasolina de los carros-tanque y sustituirlos con agua. En la actualidad se define a la actividad de robar el combustible y a quienes lo practican se les conoce como “huachicoleros”, un crimen que cuesta millones de dólares en México.

Lo que es cierto, el “huachicol” ya sea en bebidas o combustible es algo muy peligroso que pone en riesgo muchas vidas.