Los cuerpos de dos hombres fueron encontrados en distintos estanques del Parque Central de Nueva York esta semana, disparando investigaciones policiales.

Anuncio

En menos de 24 horas un par de cadáveres han aparecido en dos estanques distintos del Central Park de Nueva York. El primero fue hallado el martes en la concentración de agua ubicada cerca de la calle 86 y la Quinta Avenida conocida como el Reservoir de Jaqueline Kennedy Onassis; el segundo se localizó el miércoles en una zona cercana conocida como The Pond y no presentaba muestras de violencia.

Los floaters, como suele designar la policía a los cuerpos sin vida que aparecen flotando, fueron encontrados por personal del parque. “Pensé que era basura. No parecía un humano”, mencionó un testigo a los medios locales cuando se descubrió el primer occiso que estaba desnudo y sin signos de traumatismo.

Aunque se desconoce la identidad de las víctimas —y los restos presentan mucho deterioro— el equipo forense de la Policía de Nueva York ha reportado que ambos pertenecen al género masculino.

Central Park Reservoir

De momento, los agentes de la policía están realizando las investigaciones de forma independiente para determinar las causas de las muertes y descartar o confirmar si alguno de los fallecimientos fue producto de un acto criminal. También se pretende concluir cuánto tiempo estuvieron sumergidos en el agua.

Las altas temperaturas que se manifiestas en épocas primaverales y veraniegas han sido factor determinante para subir a la superficie cuerpos que estaban en el fondo de grandes concentraciones de agua, tal como ocurrió con otras dos personas muertas encontradas en abril en el Río Hudson, también en la ciudad de New York.