LIVE

Nichol Kessinger, la antigua amante de Chris Watts —quien confesó matar a su esposa y sus dos hijas— dice que él era un mentiroso.

Por Lena Hansen
Noviembre 16, 2018
Anuncio

La antigua amante de Chris Watts —el hombre que confesó matar a su esposa y sus dos hijas— dice que él le hizo creer que era un padre amoroso finalizando un divorcio. Según ella, no tenía idea de que la esposa de Chris tenía 15 semanas de embarazo hasta que Shan'ann Watts y sus dos hijas fueron reportadas como desaparecidas en agosto.

“Es un mentiroso”, dijo Nichol Kessinger, de 30 años a The Denver Post sobre el hombre que conoció en el trabajo. “Él mintió sobre todo”. Esta es la primera vez que la joven habla de la relación amorosa que tuvo con Watts, quien se confesó culpable a principios de este mes de asesinar a su esposa de 34 años y sus hijas Bella, de 4 años, y Celeste, de 3, en agosto.

Chris Watts

Una declaración jurada reveló que Watts, de 33 años, estaba teniendo un affair con una compañera de trabajo pero la identidad de Kessinger no se había revelado hasta ahora. Aunque algunos han especulado que su relación extramarital con Kessinger tal vez influyó en su deseo de asesinar a su esposa, la joven asegura a The Denver Post que “casi no lo conocía.”

Nichol Kessinger

“Acabábamos de conocernos” contó Kessinger sobre su amante, con quien comenzó un romance en julio sin planes de formalizar la relación. La joven nunca conoció a la familia o amigos de Watts y estaban yendo despacio. Kessinger se reunía con Watts de cuatro a cinco veces por semana, excepto cuando él viajó en julio a ver a su familia en Carolina del Norte. Fue entonces que la llamó para decirle que su divorcio estaba finalizado y necesitaba ayuda buscando un apartamento para mudarse solo con sus hijas.

Chris y Shanann Watts

“Él me hizo creer que estaba haciendo todo lo que haría un hombre racional y un buen padre”, añadió. Kessinger empezó a ver señales de alarma en agosto, cuando desaparecieron la esposa e hijas de Watts. Ella asegura que Watts parecía muy casual sobre la ausencia de las tres y no mostraba emoción.

Kessinger reveló a The Denver Post que ella cuestionó a Watts al leer las noticias, pero él le aseguró que nunca le haría daño a su esposa ni a sus hijas. “Me pareció raro”, admite. “Llegó al punto en que me estaba diciendo tantas mentiras que yo le dije que no quería volver a hablar con él hasta que encontraran a su familia”.

La joven llamó a la Oficina del Alguacil del Condado de Weld el 15 de agosto para contarles lo que sabía y habló con investigadores del FBI el día siguiente. “Yo solo quería ayudar”, dice. “No creo que hay una explicación lógica de lo que él hizo. Es un acto sin sentido y es horrible”.

Este lunes Watts será sentenciado a pasar el resto de su vida en prisión.