Gabriel Fernández, el niño de ocho años que fue asesinado por su madre, tenía dos hermanos mayores. ¿Qué ocurrió con ellos tras el arresto de su madre?

Por Carolina Amézquita Pino
Marzo 12, 2020
Anuncio

La polémica generada por asesinato de Gabriel Fernández, quien murió a causa de la tortura y agresiones físicas que sufrió por parte de su madre Pearl Fernández y su novio Isauro Aguirre, quienes finalmente recibieron una fuerte condena por el asesinato del pequeño de ocho años, desvió la atención de sus otros dos hermanos, Ezequiel y Virginia.

Los chicos tuvieron que declarar durante el juicio, aunque a puerta cerrada por ser menores de edad, para dar su versión como testigos de lo que vivió su fallecido hermano en manos de su madre y Aguirre. Así, dieron a conocer que el niño era forzado a comer excrementos de gato si no limpiaba bien la batea; además, que era atado, amordazado y azotado.

Gabriel Fernandez

El hermano y la hermana de Gabriel dijeron que su madre les había hecho mentir a los trabajadores sociales; incluso, Ezequiel confesó que la obedecía porque le preocupaba “que ella me haría lo mismo”, es decir, lo maltrataría como al chiquillo.

Por respeto a ellos, se mantiene en estricto anonimato cómo es su vida y situación actual; además, los jovencitos han pedido que se respete su privacidad. Y, para su enorme fortuna, fueron alejados para siempre de su abusiva madre, por lo que ya no deberán temer por una agresión de su parte.

The Trials of Gabriel Fernandez

De acuerdo con la serie documental The Trials of Gabriel Fernández, Ezequiel y Virginia ahora han encontrado un “puerto seguro” y un hogar estable con un miembro de la familia.

“Espero que puedan recuperarse”, advierte una psicoterapeuta. “Creo que pueden hacerlo, pero será un proceso largo. Quiero decir, estas son experiencias aterradoras, aterradoras”.