La familia Lebarón, víctima de una masacre que le quitó la vida a nueve de sus integrantes en México, pidió al gobierno de Estados Unidos calificar a carteles del narco como terroristas.

Por Mayra Mangal
Noviembre 25, 2019
Anuncio

Han pasado 20 días desde que un grupo armado emboscara a un convoy de mujeres y niños de la familia LeBarón que viajaban por un camino rural en México arrebatándole la vida a nueve de ellos. La masacre sin precedentes ha marcado un punto sin paralelo en la ola de violencia que sacude al país y que ha teñido de sangre a la familia con raíces a ambos lados de la frontera.

Ante la impotencia y el dolor que ha dejado la tragedia, integrantes de la familia LeBarón han hecho un dramático llamada a la Casa Blanca para que el gobierno de Estados Unidos declare a los cárteles del narco que operan a ambos lados de la frontera como grupos terroristas y que se les persiga como tal.

“Los cárteles controlan el flujo de opioides, heroína metanfetaminas, cocaína, el ultraletal fentanilo y otras drogas ilícitas y que son introducidas de contrabando a EE.UU. desde México”, se dijo en la petición dada a conocer este domingo 24 a través de la página oficial de la Casa Blanca.

“Con recursos que parecen ilimitados se ha demostrado que es imposible detenerlos. Ellos mantienen redes de tráfico humano (…) secuestran y extorsionan casi con completa impunidad. Sus actos de violencia y asesinatos sin freno han rebasado nuestras fronteras y generado una crisis internacional”, continúa el pedido. “Buscan poder político para poder crear un narcoestado en México”.

“No podemos continuar con las mismas políticas fallidas que se usan para combatir el crimen organizado. ¡Son terroristas, y es hora de reconocerlo!”, cierra el dramático llamado que viene avalado por casi 100,00 firmas.

La masacre de la familia LeBarón Langford ocurridó el pasado 4 de noviembre cuando integrantes de la familia viajaban en un convoy de tres autos hacia la 1:45 p.m. por el camino rural de Las Moras, municipio de Bavispe en el límite de Chihuahua con Sonora, al norte de México.

Desconocidos emboscaron a los vehículos en cuyo interior quedaron los cuerpos de Kendra Christina Marie Langford Johnson, de 29 años; Dawna Langford, de 43; Trevor Langford, de 11; Rogan Langford, de 2; Rhonita Miller, de 30; Howard Miller, de 12; Krystal Miller, de10 y los mellizos de 8 meses Titus y Tiana Miller.

Milagrosamente Devin Langford, de 13 años, logró escapar y caminar unas 14 millas hasta la ranchería de La Mora, donde vivía su familia, para pedir ayuda para sus hermanos, a quienes escondió con ramas y maleza.

El 11 de noviembre se difundió una entrevista de la cadena ABC donde el menor contó los horrores vividos y recordó a su querida madre, Dawna, quien perdió la vida en el incidente. “Ella era una buena persona. [Fue] una mujer valiente que trató de salvar a sus hijos”.