Los restos de Emily Peguero, de 16 años, fueron encontrados al pie de una carretera; el cuerpo presentaba mutilaciones y se sospecha del novio y de su madre.

Anuncio

El cuerpo de una adolescente embarazada de 5 meses, desaparecida en República Dominicana hace días, fue encontrado con mutilaciones y metido dentro de una maleta al pie de una carretera en dicha nación.

Emely Peguero, de 16 años, que era dominicana de nacimiento pero de nacionalidad norteamericana, fue ubicada este viernes, junto con los restos de un feto, según confirmó Jean Alain Rodríguez, fiscal general de la nación en un comunicado.

Pruebas revelaron que el útero de la jovencita estaba perforado y que había recibido un fuerte golpe en la cabeza. Su desaparición y los detalles de su cruel muerte han llenado de indignación a la opinión pública en la isla.

El hallazgo se realizó gracias a que supuestamente, Marlon Martínez, novio de Peguero y también ciudadano norteamericano, había confesado haber dispuesto del cuerpo de la adolescente luego de entrar en pánico por un intento de aborto que le ocasionó la muerte a la chica. Dicha práctica es ilegal en República Dominicana.

El joven fue arrestado y aunque había dicho que los restos de su novia estaban en un tiradero de basura, las autoridades buscaron el cuerpo sin éxito. Posteriormente, la madre del joven, Marlyn Martínez, ofreció confesar el sitio donde se localizaba realmente el cuerpo, lo que condujo a su arresto. Ahora madre e hijo permanecen detenidos mientras se esclarecen los hechos.

Una tercera persona fue detenida en conexión con el hallazgo, por supuestamente haber ayudado a trasladar los restos de la víctima.

Bolívar Sánchez, comisionado especial a cargo del caso, dijo que se ha identificado ya al médico que supuestamente intentó practicarle el aborto a la jovencita. Su nombre será revelado cuando sea presentado ante la corte.

El fiscal general afirmó a People Chica que las investigaciones continuarán para determinar si hay más personas involucradas en el crimen.

Por su parte, César José Hernández, abogado de los Martínez, dijo a People Chica que ha recibido amenazas de muerte por defender a madre e hijo. “Tanto yo como mi familia hemos sido amenazados con asalto físico y daño a nuestros bienes y propiedades”, aseguró.

Adalgiza Polanco, madre de la víctima, había emitido por redes un ruego a la comunidad para que ayudaran a encontrar a su hija. Bajo el lema de “Todos Somos Emely” la madre luchó hasta el final para encontrar a su hija. “Se que mi hija no está viva, pero lo menos pueden hacer es regresarme su cuerpo para poder llorarlo”, exclamó Polanco en una cadena de televisión nacional antes de que se hiciera el macabro descubrimiento.