Dos jóvenes chilenos podrían enfrentar la pena de muerte por supuestamente matar a un indigente

Anuncio

Fernando Candia, de 30 años, y Felipe Osiadacz, de 27 podrían enfrentar la pena de muerte en agosto después de que fueran culpados de asesinato, así lo dio a conocer el periódico La Nación.

Fernando y Felipe decidieron pasar unas vacaciones en Malasia. El día de su llegada, un indigente que supuestamente estaba “bajo la influencia de estupefacientes” empezó a seguirlos hasta la entrada del hostal en el que se hospedaban y les insistía en que le dieran dinero. Los jóvenes pidieron a la recepcionista de su morada que llamara a la policía, sin embargo el hombre se puso violento y en defensa propia los viajeros lo inmovilizaron “sin ninguna intención de causarle daño”, para su desgracia, en el acto, el hombre sufrió un paro cardíaco y murió.

Después de casi diez meses que pasó el incidente y que Fernando y Felipe han permanecido en la cárcel de Sungai Buloh, enfrentarán un juicio el próximo mes de agosto. Según información del diario, durante su estadía en el centro penitenciario, los jóvenes supuestamente han perdido peso y han vivido bajo condiciones sumamente precarias. “A pesar de lo estricto del régimen penitenciario confían en que no han cometido homicidio alguno y esperan volver a su país. Nosotros esperamos lo mismo”, dijo al rotativo Juan Carlos Manríquez, el abogado de los viajeros, quien explicó que su estrategia será establecer que la muerte del indigente fue por imprudencia para así poder conseguir una pena menor. “Se están llevando adelante todas las acciones basadas en el respeto, la dignidad y el reconocimiento a las autoridades [de Malasia] dado que se trata de un hecho ocurrido en su territorio”.

Según Manríquez, el delito de homicidio es muy penado en el país asiático. “Nuestros hijos son inocentes del cargo que se les imputa. Esto no ha sido más que un terrible accidente que afectó a dos jóvenes que solo iban a disfrutar de sus vacaciones”, dijeron sus padres en una entrevista para La Nación.