Autoridades en México revelaron el hallazgo de una fosa común con más de 150 restos humanos en un predio de Tijuana, México.

Anuncio

Autoridades en Tijuana, México, revelaron el miércoles el espeluznante descubrimiento que hicieron de una fosa común con más de 150 restos humanos.

Fémures, cráneos, brazos, dentaduras y otros restos fueron encontrados a poca distancia de la superficie en un predio conocido como La Gallera, en la colonia Maclovio Rojas, luego de que una persona arrestada hace meses revelara la existencia de la fosa.

En el hallazgo participaron diversos cuerpos forenses y policiales, incluyendo la división científica de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada, la Gendarmería y el equipo de la Policía Federal.

“Hallamos muchos huesos y están completos, esto es una victoria semiamarga, pero estamos contentos porque es la esperanza de muchas familias”, declaró Fernando Ocegueda Flores, presidente de la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, en conferencia de prensa. Los huesos, explicó el activista, son todavía susceptibles a pruebas de ADN, necesarias para poder identificar los cuerpos.

Al comenzar las indagaciones se temía no poder identificar a las víctimas pues, según reportes de diversas fuentes en México, el sitio donde se encontraron las osamentas es uno de los lugares donde operaba el temible criminal Santiago Meza López. El sujeto, conocido popularmente como “El Pozolero” y encarcelado en México desde 2016, habría confesado haber disuelto múltiples cuerpos en ácido. A Meza López se le asocia con peligrosas organizaciones como el cártel del Golfo y el cártel de Sinaloa.

“Los huesos no están deshechos en ácido”, afirmó Ocegueda Flores. “Hay posibilidad de tomar [muestras de] ADN, se tomó la decisión de que se llevaran las bolsas [con los restos] a la PGR; ayer ya se llevaron los restos”.

Según un reporte de Universidad Iberoamericana de Ciudad de México y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, entre 2007 y 2016 se han localizado un total de 1,075 fosas clandestinas con 2,014 cuerpos en 19 estados mexicanos como Guerrero, Jalisco, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas.

Tan solo en la ciudad de Tijuana, hay 1,245 personas reportadas desaparecidas entre 2006 y 2017, según estimados de la cadena Uniradioinforma.com .