Varios profesionales de la salud confesaron entre lágrimas la presión que siguen viviendo una vez llegan a casa después de una dura jornada.

Por Teresa Aranguez
Mayo 08, 2020
Anuncio

Arriesgan sus vidas por las nuestras, trabajan jornadas interminables y se debaten entre la vida y la muerte en cada momento. Los trabajadores sanitarios son en estos tiempos los grandes héroes de carne y hueso. Sin embargo, para algunos son una amenaza atroz a la que prefieren tener lejos y así se lo hacen saber.

El acoso y las amenazas contra estos profesionales de la salud sigue en ascenso y así nos lo han hecho llegar algunos doctores que, desesperados y entre lágrimas, han dado a conocer la doble pesadilla que viven: la del coronavirus y la de llegar a casa y sentir el rechazo.

A través de Univison noticias, Leonel Leal, cirujano, compartía roto de dolor y llorando la terrible situación que enfrenta cada día. Y es que no todo el mundo les aplaude por su labor. "Llegar a su casa después de estar expuesto y recibir ese (trato) es algo que no tiene nombre", dijo con voz entrecortada en este reportaje.

Los casos de discriminación se multiplican en todas las partes del mundo. Doctores, enfermeras y otros profesionales del medio lo han denunciado públicamente y compartido los horribles mensajes que reciben en la misma puerta de sus hogares.

“Doctor, si no se va matamos a su esposa e hijos”, dice una de las amenazas escritas en un papel dejado en su casa. Un delito al que se suman atentados contra la ropa, escritos insultantes e incluso agresión física.

Enfermera
Credit: Getty Images

"No solo es el daño hacia mi ropa, sino a mi persona, me cayó a los ojos, no se vale que estemos siendo agredidos cuando lo único que estamos haciendo es ayudar", expresó llorando Paulina Solorio, una enfermera que mostró cómo destrozaron su ropa con cloro.

Gritos como "¡les quemamos el hospital y no hay hospital!" se repiten cada jornada haciendo la vida imposible a estas personas que lo único que hacen es su trabajo. Los ataques físicos y de palabra han llenado de miedo y preocupación a muchos de ellos que por fin han decidido dar voz a esta tragedia. "Ahorita fue con agua, ¿después con qué va a ser?", dijo otra de las afectadas.

Esta es la otra cara de los aplausos y los agradecimientos desde los balcones. Todo nuestro apoyo y fuerza a estos guerreros que ocupan la primera línea de lucha.

Si necesitas información actualizada sobre la COVID-19, sus síntomas, tratamiento, etc., por favor visita el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que ofrece servicio en español: www.cdc.gov/spanish/index.html