Dale una mirada a las celebraciones del Viernes Santo más icónicas del mundo.

Por Andrés Rubiano
Abril 08, 2020
Anuncio

El Viernes Santo es tal vez uno de los días más simbólicos para los cristianos dentro de la celebración de la Semana Santa. Durante este día, millones de personas en el mundo entero conmemoran la muerte de Jesús tras ser crucificado. 

Aunque cada país tiene sus propias tradiciones para este día, en múltiples ciudades del planeta se llevan a cabo las conocidas procesiones en las que se revive el Viacrucis. Además, durante las eucaristías del Viernes Santo también se escucha el llamado “Sermón de las siete palabras”, el cual está basado en las últimas siete frases que dijo Jesús antes de morir.

Dale una mirada a algunas de las celebraciones más icónicas que se llevan a cabo alrededor del mundo entero durante este día. 

Israel
Credit: MENAHEM KAHANA/AFP via Getty Images

Jerusalén, Israel 

Desde luego, la ciudad de Jerusalén es epicentro de la celebración del Viernes Santo, pues según las escrituras, fue el lugar en donde el hijo de Dios fue crucificado. Miles de feligreses del mundo entero se desplazan a la capital de Israel para rendir respeto a la muerte de Jesús y para ser parte de las tradicionales procesiones que se llevan a cabo en la ciudad.

Muchos de los asistentes llegan para participar del tradicional Viacrucis portan sus propias cruces. La procesión se realiza por el mismo sendero que recorrió Jesús hasta el Calvario, lugar en el que se afirma fue crucificado.

España
Credit: CESAR MANSO/AFP via Getty Images

España

Para los españoles, las celebraciones de la Semana Santa han tenido una gran importancia a través de la historia. De hecho, muchas de las tradiciones que se desarrollan durante esta época en diferentes regiones del país han sido reconocidas como Patrimonio inmaterial. 

Parte de las icónicas procesiones que se llevan a cabo para festejar el Viernes Santo tienen como protagonistas a los afamados “penitentes” o “nazarenos”, quienes cubren su cuerpo entero con túnicas de colores.

Roma
Credit: Alessandra Benedetti - Corbis/Corbis via Getty Images

Roma, Italia

Cada Viernes Santo, la ciudad de Roma se paraliza para dar vida a una de las procesiones más multitudinarias en el mundo. Miles de creyentes se reúnen para revivir la Pasión de Cristo en una multitudinaria caminata dirigida por el papa. Según se recuenta, la procesión inicia en el icónico Coliseo y termina en el Monte Palatino, una de las áreas más antiguas de la ciudad.

Londres
Credit: Chris Ratcliffe/Getty Images

Londres, Inglaterra

Inglaterra ha tenido una conexión muy fuerte con las tradiciones cristianas a través de su historia. Es por ello que, en Londres se realiza una icónica representación teatral de la “Pasión de Cristo” y a la cual asisten miles de creyentes para ver la tradicional obra que tiene lugar cada año en la plaza Trafalgar. Una gigantesca producción, en la que participan cientos de actores, hace parte de una de las tradiciones más populares de Semana Santa en el Reino Unido.  

Colombia
Credit: LUIS ROBAYO/AFP via Getty Images

Popayan, Colombia

Desde luego, en Sudamérica también abundan las tradiciones y ritos de Semana Santa y la ciudad de Popayán, Colombia, tiene algunas de las celebraciones más icónicas en esta parte del mundo. La ciudad entera se paraliza para participar de las multitudinarias procesiones, que desde el 2009 fueron reconocidas por la UNESCO como Patrimonio inmaterial de la humanidad. 

Nicaragua
Credit: INTI OCON/AFP via Getty Images

León, Nicaragua

La ciudad de León, Nicaragua, se ha transformado en ícono dentro de las celebraciones de Semana Santa para Latinoamérica, ya que durante el Viernes Santo sus calles son engalanadas con bellas y coloridas obras de arte creadas con aserrín. Esta es una tradición que también es muy popular en otros lugares de Centro América. 

Filipinas
Credit: Jes Aznar/Getty Images

Filipinas

En este país asiático, las representaciones del Viacrucis también son otras de las tradiciones más conmemoradas durante la Semana Santa. Pero a diferencia de otros lugares, las personas que son elegidas para encarnar a Jesús son en realidad azotadas y crucificadas. Sin duda, una tradición que ha despertado más de una polémica.