Múltiples personas han tenido que consultar a sus médicos por problemas oculares tras el eclipse total de sol que paralizó a Estados Unidos.

Anuncio

Tal parece que a pesar de las múltiples advertencias hechas sobre los peligros de mirar directamente al sol durante el pasado eclipse, son muchos los que han tenido que consultar a sus médicos por problemas oculares tras el evento cósmico que paralizó a Estados Unidos.

Según lo reveló un informe de CNN en su sitio en línea, tras el esperado eclipse las búsquedas en Google de “me duelen los ojos”, se dispararon en toda la nación.

“Hemos visto a decenas de pacientes con problemas que van desde dolores de cabeza hasta visión borrosa”, compartió al medio de noticias el doctor Avnish Deobhakta, oftalmólogo de un centro médico de la ciudad de Nueva York especializado en emergencias relaciones con los ojos y el oído. “Aunque la mayoría de los pacientes no han presentado problemas permanentes, algunos han tenido cambios en su retina, por lo cual se encuentran bajo monitoreó”, agregó.

Aunque muchas personas que presenciaron el eclipse de primera mano con la protección adecuada, otros, incluyendo al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, decidieron darle una mirada directa al espectáculo estelar, a pesar de las contantes advertencias que se hicieron para prevenir daños a la vista.

Algunos de los síntomas que presentan los afectados por el eclipse son dolor de cabeza y ojos, visión borrosa, dificultad en la distinción de colores y sensibilidad a la luz. Sí usted o algún miembro de su familia padece de estos a consecuencia de ver el evento cósmico, los expertos aconsejan prestarle la atención requerida.

“Si alguien cree que ha estado expuesto accidentalmente al sol durante el eclipse debe hacer una cita inmediatamente con su oftalmólogo para un examen rutinario de los ojos y así asegurarse de que no hay ningún daño grave”, expresó el doctor Christopher Quinn, presidente de la Asociación Estadounidense de Optometría.