La renuncia de Sanders deja el camino libre a su  rival Joe Biden para que se enfrente en las urnas al presidente Donald Trump este noviembre.

Anuncio

El senador Bernie Sanders anunció este miércoles que abandona la contienda por hacerse con la nominación demócrata a la presidencia, con lo que deja el camino libre para que el exvicepresidente Joe Biden sea el rival del presidente Donald Trump en las elecciones del próximo noviembre.

La decisión de Sanders tomó a algunos por sorpresa debido a que hace solo unas semanas había descartado renunciar a su intento de ser el candidato demócrata a la presidencia, pese a que una larga serie de derrotas en las primarias celebradas hasta el momento habían convertido su meta en algo así imposible.

"La vía a la victoria es virtualmente imposible. He concluido que esta apuesta por la nominación presidencial no será exitosa", dijo el senador de Vermont en una comparecencia vía streaming para explicar las razones de su decisión.

El socialista de 78 años, quien logró acaparar buena parte del voto latino en primarias como las de Nevada, Texas o California, logró colocarse a la cabeza de las encuestas a principios de año tras las primerias de Iowa y New Hampshire, pero la resurrección de Biden en Carolina del Sur permitió al exvicepresidente a aglutinar a los votantes que no apostaban por la agenda progresista de Sanders. 

cardi-b-bernie-sanders
Credit: YouTube

Biden, quien el vicepresidente de Barack Obama y anteriormente senador por el estado de Delaware, tiene ahora el camino despejado para ser nominado en la Convención Nacional Demócrata como el candidato del partido a la Casa Blanca.

Eso sí, la retirada de Sanders no quiere decir que abandone sus esfuerzos por influir en el partido y dejó claro en su comparecencia que seguirá apareciendo en las boletas de las primarias que restan con el fin de sumar delegados que le permitan tener voz y voto en la convención. 

El presidente Trump reaccionó a la noticia culpando a la senadora Elizabeth Warren, considerada la otra candidata progresista en la contienda demócrata, de contribuir a la derrota de Sanders restándole votos y llamando a los simpatizantes del senador a sumarse a los republicanos.