Los cuerpos de tres mujeres fueron encontrados en un cobertizo en Idaho, el dueño de la casa está profugo

Anuncio

Oficiales de la oficina del Sheriff en el condado de Canyon, Idaho, han emitido una orden para buscar al propietario de una casa donde fueron encontrados tres mujeres que murieron a causa de disparos. Hasta el momento, la identidad de ninguna de ellas ha sido identificada. Sin embargo, la autopsia realizada el martes pasado, arroja que las mujeres eran de edad adulta y no pasaban los 50 años.

El nombre del dueño del cobertizo es Gerald Michael Bullinger, de 60 años. Los oficiales recalcaron que es una persona de interés y es uno de los principales sospechosos de los presuntos asesinatos que aparentemente sucedieron hace dos semanas.

Aún quedan muchas preguntas por responder, además de la identidad de las mujeres, tampoco se sabe qué tipo de relación tendrían con el dueño de la casa, quien fue visto en Utah hace 11 días.

Según la información de la revista People, el sospechoso se mudó recientemente de Utah a Idaho junto a su esposa Cheryl Baker, de 57 años, quien también está desaparecida. El último rastro de la mujer, fue un mensaje que le envió a un amigo donde decía. “Cuida a mis perros. No sé si regresaré”.

Los cadáveres fueron descubiertos el día lunes, cuando el Sheriff visitó la propiedad, después de que la familia de Baker les hiciera saber que no sabían nada de ella. Al llegar, un oficial se dio cuenta de que algo andaba mal y comenzó a mirar alrededor de la propiedad. Mientras inspeccionaba el cobertizo descubrió los cuerpos en descomposición. A la par se encontraron los restos de animales que aparentemente eran las mascotas de la pareja.