La influencer de 18 años contrajo la enfermedad estando encerrada en una cárcel de Irán, según reporta el Centro de Derechos Humanos que pide su liberación.

Por Mayra Mangal
Abril 17, 2020
Anuncio

Un jovencita de 18 años residente de Irán, y que se ha hecho mundialmente famosa en la red como "La Angelina Jolie Zombie" -por sus impactantes cirugías-, está causando profunda consternación luego de enfermar gravemente de COVID-19 y ser ingresada a un hospital del Teherán para ser conectada a un respirador artificial mientras permanece bajo custodia de las autoridades.

En un comunicado publicado este jueves por el sitio oficial del Centro de Derechos Humanos de Irán se denuncia que Fatemeh Khishvand se encuentra recluida en el Sina Hospital de Teherán ingresada bajo custodia a pesar de estar gravemente enferma.

"Encontramos inaceptable que esta jovencita esté atrapada por el coronavirus en estas circunstancias mientras que su orden de detención ha sido extendida durante todo este tiempo", exclamó Payam Derafshan, abogado defensor de los derechos humanos y quien también hace dos años sufriera una detención injustificada por el gobierno de Irán.

La influencer se hizo famosa en redes bajo el nombre de Sahar Tabar y fue detenida en octubre pasado  luego de que las autoridades de su país "cazaran a las celebridades de Instagram", según se indica. La adolescente ganó una inmensa fanaticada por sus impactantes fotos que mostraban su impactante evolución por medio de cirugías y procedimientos estéticos y por aparecer con escuálida figura vestida con ropas que la hacían parecer una zombie.

Screen Shot 2018-10-08 at 5.33.33 PM
Credit: Instagram/Sahar Tabar
Sahar Tabar
Credit: Instagram/Sahar Tabar

"[Cabe señalar que] no es culpa del director del penal el que ella permanezca tras las rejas", señala Derafshan, "la responsabilidad recae en el juez Moghiseh".

La jovencita fue detenida bajo cargos de "corrupción en la Tierra", incitación a la corrupción de otros "por medio de actos lunáticos", "insultos a lo sagrado" y "adquirir ingresos de forma ilícita", según se especifica.

"Una adolescente está encarcelada en Irán por ser creativa en Instagram [y ] ahora está conectada a un respirador debido al coronavirus", destacó en un tuit Hadi Ghaemi, Director Ejecutivo del Centro de Derechos Humanos de Irán. "Un juez se rehusó a liberarla antes de desaparecer. Ella es una de muchas personas arbitrariamente detenidas en prisiones que deben ser liberadas inmediatamente".

Irán fue uno de los primeros lugares del mundo -fuera de China- que sintieron el azote de COVID-19 fue. El país de Oriente Medio ha registrado miles de muertes que hasta el momento no se han establecido bien a bien pero que según fuentes ascenderían a unas 4,950.