Oliver Mauricio Funes-Machado, nacido en Honduras, decapitó a su madre en North Carolina; policía lo encontró con la cabeza cercenada en las manos.

Por Mayra Mangal
Marzo 08, 2017
Anuncio

Una escena verdaderamente de terror fue la que encontraron policías al acudir a un llamado en un domicilio de Carolina del Norte, después de que un adolescente llamara al 911 asegurando que había decapitado a su madre.

Oliver Funes-Machado, de 18 años, fue quien hizo la llamada, hacia las 12:45 p.m. para alertar a las autoridades para que acudieran a su hogar de North Franklin County. Ahí encontraron al joven hondureño con un cuchillo de carnicero y la cabeza de su madre en las manos.

“Cuando ellos llegaron, él estaba con la decapitación (sic) en las manos y era una escena sangrienta”, dijo el sheriff Kent Winstead a la estación local de radio WRAL.

La madre, Yesenia Funez Beatriz Machado. de 35 años, fue apuñalada varias veces por su hijo antes de que éste la cortara la cabeza.

Según reportes de People, tras la llegada de la policía, Machado colocó la cabeza de su madre en el suelo y luego fue esposado. En el hogar, la policía encontró a dos niños más, de 2 y 3 años de edad, pero no se aclaró si tenían parentesco con la víctima. Otro hijo de la difunta permanecía en el colegio a la hora en que el crimen fue perpetrado.

Machado enfrenta ahora cargos por homicidio en primer grado y su situación se complicaría pues según reportes de Dailycaller él se encuentra en el país sin documentos.