Un padre bajo los efectos del cannabis y el alcohol prendió en llamas a sus niñas de 3 y 7 años y amenazó con un cuchillo al vecino que trató de rescatarlas.

Por Celeste Rodas de Juárez
Marzo 22, 2017
Anuncio

En Perth, Australia, un hombre que está acusado de tratar de matar a sus dos hijas prendiéndolas en llamas admitió el delito frente a la corte, pero se declaró no culpable por estar mentalmente incompetente.

Según el diario The West Australian, en agosto del 2015 Edward Herbert, padre de tres niños, se dirigió a la habitación de sus hijas de 3 y 7 años, las roció con gasolina y les prendió fuego.

La más pequeña sufrió quemaduras en el 13 por ciento de su cuerpo y, según declaró la fiscal del caso, a pesar de haber sido sometida a varias cirugías, tendrá cicatrices por el resto de su vida. La mayor, quien es autista y tiene necesidades especiales, salió ilesa.

screen-shot-2017-03-22-at-8-25-55-am.png

Al escuchar los gritos de pavor de la familia, un vecino acudió a su auxilio y envolvió a las pequeñas con una frazada para apagar el fuego. El acusado le dijo que, como eran sus hijas, él podía hacer con ellas lo que quisiera, y que había quemado a la más pequeña porque era muy bonita.

En la audiencia se leyó la declaración como testigo de la pareja de Herbert, quien había relatado cómo, en las horas previas a este crimen, él había estado consumiendo fuertes cantidades de alcohol y cannabis. Después comenzó a reírse solo, hablar de hombres lobo, amenazarla con un puñal y desnudarse antes de dirigirse a la habitación de las pequeñas y prenderlas en llamas.

Cuando el vecino llegó a socorrerlas el padre lo enfrentó enfurecido amenazándolo con un cuchillo y lanzándole botellas, pero el hombre no se dejó intimidar y lo golpeó en la cabeza con un extintor de fuego.

En medio del caos, cuando una mujer llegó a ayudar a la familia, acompañando al hijo de Herbert para que saliera de la casa, Herbert le habría dicho: “No se preocupe, a mi hijo no lo hubiera quemado”.

Edward Herbert enfrenta varios cargos criminales, entre ellos dos por intento de asesinato y otro por amenazar con asesinar a su pareja. Su juicio continua.

¿Y TU QUE OPINAS?