El impactante caso de un médico en California que atendió una emergencia mientras la enfermera continuaba sacándole los cristales de la cara.

Por Nuria Domenech
Julio 20, 2021
Anuncio

El doctor George Alkhouri es considerado un héroe después de la hazaña que realizó en California, tras resultar herido en un grave accidente de auto cuando un conductor ebrio chocó contra él, mientras iba rumbo al hospital para atender una emergencia.

De acuerdo con la noticia compartida por KCRA, afiliada de NBC, el pasado dos de julio el médico llegó a la sala de operaciones donde le esperaba una de sus pacientes embarazadas cuyo bebé tenía el cordón umbilical enredado al cuello, lleno de heridas.

Él sabía que era cosa de vida o muerte, así que abandonó la escena del siniestro y continuó su camino hasta la sala de operaciones: "todos los cristales rotos se me clavaron en la cara y en las manos", dijo el doctor al medio arriba mencionado.

Pero Alkhouri tenía una misión y nada pudo detenerle: "Solo me podía detener sobre una pierna mientras hacía la cirugía". También recordó que una de sus enfermeras continuaba quitándole cristales de la cara ya en la sala de operaciones.

"Estoy tan contento de ver a Alyssa", su paciente, "y su bebé juntos y sanos", comentó a KCRA. También añadió que estos son los momentos en los que recuerda por qué se hizo doctor en primer lugar.

La mamá del bebé le está eternamente agradecida por el gesto y lograr que su hijito naciera sano y salvo: "Siento que la mano de Dios intervino en esta situación para ayudarnos, así que estoy muy agradecida con el Dr. Alkhouri que fue capaz de hacer la cirugía pese a sus heridas", dijo Alyssa Stanghellini a KFSN. "No sé si mi hijito Bradley estaría aquí si el doctor no hubiera logrado llegar a tiempo".