Cerca de 311 menores permanecen en albergues y centros de detención en el Bronx, Yonkers, Westchester y Long Island, según fuentes.

Por Mayra Mangal
Junio 20, 2018
Anuncio

Cerca de 311 niños migrantes que fueron separados de sus padres permanecen en albergues y centros de detención en el Bronx, Yonkers, Westchester y Long island, afirmaron fuentes este martes.

Los menores son algunas de las criaturas que fueron separadas de sus padres tras cruza la frontera entre México y Estados Unidos siguiendo la política de “cero tolerancia” del presidente Donald Trump.

Andrew Cuomo, gobernador de la entidad dijo este martes en conferencia de prensa que el gobierno de su estado prepara ya una demanda para exigir respeto a los derechos de los menores y sus familias. “Se ha hablado mucho del aspecto moral de dicha práctica, pero nosotros tarmbién creemos que esta es ilegal y pretendemos llevar una demanda contra el gobierno federal”, aseguró.

En dicha conferencia, Cuomo confirmó la presencia de más de 70 niños en distintas locaciones del estado de Nueva York. Sin embargo, fuentes dijeron al diario New York Daily News que la cantidad es mucho mayor y que asciende a más de 300 menores. El gobernador explicó que los niños están alojados en Dobbs Ferry, Lincolndale, Yonkers, Irvington, tres centros en el Bronx, Syosett (Long Island) y Kingston.

“Esta es una violación de los derechos constitucionales de un padre para poder cuidar, custodiar y supervisar a sus hijos”, aseguró Cuomo. “Es una conducta gubernamental atroz”. Cuomo añadió que los niños fueron removidos de la custodia paterna sin una audiencia previa o consentimiento, lo cual es una falta.

Las noticias llegan luego de que este fin de semana comenzaran a circular videos que captaron el llanto de algunos niños separados de sus papás y captados en centros de detención de Texas, donde se encuentran albergados la mayoría de los pequeños. Son cerca de 2,000 los menores que se encuentran sin sus padres en distintas localidades de Estados Unidos, según distintas fuentes.

En redes, Julián Castro, antiguo director del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de la nación -bajo el mandato del expresidente Barack Obama-, compartió un video mostrando cómo sus intentos por llevar consuelo a los niños donándoles juguetes en los centros donde están recluidos fueron frustrados.

Testigos han descrito que los niños se encuentran “en jaulas” y vigilados las 24 horas. Algunos centros les permiten horas de juego al aire libre pero en general, el futuro de estos cientos de niños -en su mayoría de origen centroamericano- sigue en el aire.

Activistas, celebridades y figuras de todos los ámbitos han alzado su voz para pedir justicia. People en Español comenzó este martes el movimiento “Dónde están mis hijos” invitando a celebridades latinas a pedir ayuda para estos niños por redes.

Individuos privados también se han puesto en acción, como Charlotte y Dave Willner, una pareja de California que comenzó una campaña para recaudar fondos en Facebook que ayuden a costera la defensa legal de estos menores. Inicialmente buscaban recaudar $1,500, pero la campaña tuvo un éxito tal que hasta este martes acumulaba más de $5 millones, los cuales serán donados al Centro de Educación y Servicios Legales de Refugiados e Inmigrantes (RAICES, por sus siglas en inglés), en Texas.