Desde la desaparición de Debanhi, su padre, Mario Escobar, ha estado involucrado en el proceso de la investigación de la muerte de la joven y ahora relata la situación alrededor de este caso.
Anuncio

Era un 8 de abril a las 10:30 de la noche, tiempo de Nuevo León, México, cuando Debanhi salía a una fiesta con un par de amigas, Ivonne y Sarahí; sin embargo, no imaginó que sería la última vez que vería a sus padres, Dolores Bazaldúa Silva y Mario Escobar Salazar. Días después, el 24 se abril, las autoridades confirmaron que habían encontrado el cuerpo sin vida de la joven. Desde el primer momento de la desaparición, los esposos iniciaron una batalla, primero para encontrar a su hija y ahora por saber la verdad sobre su muerte. "No sabemos por qué motivo le toma la fotografía, el joven Juan David Cuéllar [chófer de un servicio de transporte que trasladó a la chica]", mencionó Escobar a People en Español. "De alguna manera ahí detonó todo", reveló.

Tras la ausencia "esperamos a las ocho de la mañana que las dependencias estuvieran abiertas" e iniciaron el proceso para declararla oficialmente desaparecida. Sin embargo, los primeros reportes sobre su muerte resultaron poco creíbles para don Mario, quien se enfrentó públicamente a las autoridades ocasionando la remoción de los primeros encargados del caso. Pese a ello, las inconsistencias en la investigación han sido cuestionadas por propios y extraños. "Mi esposa y yo íbamos paralelamente a buscar a Debanhi, sin descanso. No quería que anocheciera para seguirla buscando", confesó. 

"Confié mucho en la Fiscalía de desaparecidos. ¿Cuándo se detona la inconformidad? Cuando me dicen por cuarta o quinta vez que vaya a una zona donde ya habían checado y me dicen qué hay un cuerpo. Dije 'No me digas que aquí vas a encontrar a Debanhi si has venido cuatro veces'", explicó. "Violaron mi derecho de acercarme a la fosa, de ver el cuerpo, de ponerme en un área donde pudiera ver todo lo que sacaron. Hasta ahorita, no he podido ver las fotografías, eso está en manos de mis abogados y de la Fiscalía".

De acuerdo con el profesor los encargados tuvieron "mucha negligencia" porque revisaron por doce días "con perros" y "drones" el sitio donde fueron hallados los restos de la joven de 18 años; por lo tanto, "no me pueden decir que ahí se cayó Debanhi porque eso sería jugar con mi inteligencia". Ahora el asunto lo lleva la Fiscalía de feminicidios y "vamos en un 40% de la investigación". Incluso, mandó a realizar su propia necropsia, cuyos resultados los darán a conocer sus representantes legales. "Tengo que ser muy cuidadoso con lo que digo porque una palabra puede cambiar todo", enfatizó. Aunque los resultados en las investigaciones le han hecho acuñar la "hipótesis" de que podría tratarse de "un feminicidio".

Mario y Debanhi Escobar
Credit: Cortesía Mario Escobar

La muerte de Debanhi ha ocasionado que personas ajenas y en redes sociales estén buscando pistas por su cuenta. Incluso, han señalado que las amigas y Cuéllar están ocultando información; ante esto Escobar pide a estos testigos directos que hablen. "Si tienen algo que decir, que se les olvidó, o que no querían decir, que se acerquen a la Fiscalía y aporten lo que tengan que aportar", exhortó. Para el señor estas tres personas han mostrado inconsistencias en sus declaraciones. "Pueden decir su versión, contradecirse o no, pero los videos salen a la luz y de lo que dijeron muchas versiones se cayeron", enfatizó.

"Nunca se ha descartado ninguna línea de investigación; por eso sigo dentro del caso", continuó. "La efervescencia es porque la gente se ha comprometido con el caso porque ha habido muchos casos que no se resolvieron, y ahora otros lo han hecho gracias a este porque encontraron mucha gente desaparecida, mucha gente con y sin vida".

Don Mario ha estado presente en todo el proceso policiaco y ha sacado sus propias conclusiones sobre lo ocurrido a su única hija. "Tengo mi teoría pero me la reservo. Con base en todos los videos que han salido ya tengo una cronología en la cabeza de todo lo que pasó. Lo que puedo decir es que cuando una mujer, señorita, madre, adolescente sale corriendo es porque algo está pasando y tiene miedo", compartió. 

"Lucho por la verdad, por las personas que se reflejan en mi esposa y en mí",

Mario Escobar

Debanhi Escobar
Credit: Cortesía Mario Escobar

Respecto a que las autoridades pudieran estar protegiendo al presunto culpable, aclara que "no me gustaría pensar eso"; por el contrario, considera que "si hay que fincar responsabilidades que así sea" para que se resuelva el caso. De momento, tiene una batalla personal por conocer lo que sucedió. "A lo mejor ya no me van a regresar a mi hija, pero lucho por la verdad, por las personas que se reflejan en mi esposa y en mí", dijo.

Gracias al caso de Debanhi se pudieron localizar los restos de otras cinco mujeres e iniciar la investigación en torno a Yolanda Martínez, una madre de familia desaparecida; lo cual, confiesa Escobar "me hace sentir alegre porque cinco familias ya tienen donde llevarle una rosa o a rezarle a su hijo". Y si bien no teme a las amenazas de muerte que ha recibido porque "no tengo nada que perder. Lo más preciado ya lo perdimos mi esposa y yo", no niega tener algunas inquietudes. "Me preocupa no terminar este proceso de la manera correcta, me preocupa que a la gente le vuelva a pasar lo mismo, me preocupa no resolver este caso porque se lo prometí a mi hija", expresó.

Mario y Debanhi Escobar
Credit: Cortesía Mario Escobar

Los esposos no han podido tener "un día de luto". Escobar confiesa que "a veces me meto al cuarto de mi hija y me pongo a llorar"; mientras Dolores Bazaldúa, pese a ser "más sentimental", mantiene "mucha entereza y paciencia". Están convencidos que la joven "de alguna manera ha dado su contribución a la sociedad" con lo que se ha logrado tras su fallecimiento.

"Me hace sentir orgulloso porque mi hija siempre buscó la igualdad", mencionó. "Debanhi ya puso su granito de arena para encontrar a otras personas y yo la encontré a ella. Sin vida, pero la encontré". 

De momento, continúa la investigación y Mario Escobar cree "que estamos muy cerca, que vamos bien", asegura que "solo quiero saber la verdad de lo qué pasó con Debanhi" y no descansará hasta saberlo. "Quiero encontrarla otra vez para tener esa paz interna", confesó.

"Todavía espero que por la puerta entre mi hija, abrazarla y quererla",

Mario Escobar

Debanhi Escobar y sus padres
Credit: Cortesía Mario Escobar

Debanhi Escobar, la chica que estudiaba Derecho con el sueño de ayudar a la gente, se ha convertido en un símbolo de la indefensión en la que viven muchas mujeres, no solo en México, sino en el mundo. "Mi hija ha cumplido parte de ese sueño, pero falta mucho", expresó. 

"Todavía espero que por la puerta entre mi hija, abrazarla y quererla. Sé que ya no va a suceder eso, pero todavía tengo la esperanza de volver a verla", concluyó.