La reconocida motivadora nos reveló detalles de las enseñanzas que le dejó y los momentos más difíciles que vivió en su lucha contra el cáncer de seno.
Nuestro equipo editorial ha seleccionado de forma independiente cada producto que presentamos y reseñamos. Si compra utilizando los enlaces incluidos, es posible que ganemos una comisión.
Anuncio

En el marco de la celebración del Mes de la Historia de la Mujer, seguimos destacando a las latinas que a través de sus vidas se han transformado en íconos para millones de latinas en los Estados Unidos. En esta ocasión, nuestra invitada especial es María Marín, quien además de ser considerada como una de las motivadoras más reconocidas del momento, también es una de las mujeres más influyentes entre la comunidad hispana del país.

A través de su vida, la estrella de las redes sociales ha tenido que luchar contra difíciles retos que le han ayudado a transformar su vida, como la muerte de su madre cuando tan solo era una niña o la lucha contra la diabetes en su adolescencia. En diciembre del 2016, la puertorriqueña tuvo que afrontar una de las pruebas más grandes al ser diagnosticada con cáncer de seno. 

"Uno no se lo imagina, porque las cosas malas de la vida uno siempre piensa que le pasan a otros. Pero siempre le tuve miedo, mi mamá murió de cáncer en el seno muy joven. Tenía únicamente 33 años cuando murió", compartió la multifacética empresaria en una reciente conversación con People es Español

Influyentes - Maria Marin
Credit: Héctor O. Torres

Según la Organización Mundial de la Salud, en el 2021 este padecimiento se convirtió en el tipo de cáncer más común en el planeta. Alrededor de 3.8 millones de mujeres en Estados Unidos tienen historial de esta enfermedad, según lo añade información de la Organización del Cáncer de Seno

La alegría, el positivismo y el carisma que irradia María pueden hacernos pensar que todo para ella ha sido color de rosa, pero luego de su diagnóstico de cáncer de seno, la vida de la boricua parecía estarse derrumbando en lo personal y profesional. "Fue el momento más duro. Me quedé sin trabajo, me quedé sin dinero y me quedé sin mis dos 'bubis'. Sin embargo, de ahí fue que surgieron (y) florecieron todas las bendiciones que tengo hoy en mi vida", explicó. 

"De los momentos más duros es cuando más aprendes. Aprendí muchas cosas, una de ellas es a no darle importancia a las cosas que no lo tienen y lo más importante que nosotros tenemos en la vida es la salud. En el momento en que tu salud se va, ahí es que te das cuenta lo sagrado que es el templo (tu cuerpo) y cuántas veces lo maltratamos", añade la también autora de bestsellers como "Mujer sin límite". 

A pesar de la dificultad de aquel momento, la motivadora agradece profundamente por ese ciclo en su vida. En medio de esta crisis que afrontó, tomó la decisión de reinventarse y arriesgar todo lo que tenía para crear su exitoso proyecto "María Marín Live". 

Además de los grandes aprendizajes y enseñanzas que le dejó su lucha contra el padecimiento, la puertorriqueña también nos comparte que uno de los momentos más difíciles del proceso fue compartirle a su papá la noticia de su diagnóstico de cáncer de seno, ya que su mamá había fallecido por esta enfermedad. 

"Cuando se lo dije (a mí papá) no me salía la palabra cáncer", recuerda sobre el momento en que habló con su progenitor, quien con sus primeras palabras se convirtió en el mejor motivador para darle las fuerzas necesarias para iniciar la lucha contra la enfermedad. "Me dice (mi papá): 'no te preocupes, esas son las malas noticias pero vas a ver buenas noticias, es que tú lo vas a superar y tú vas a estar bien'".

En el 2017, se sometió a una doble mastectomía y desde entonces se ha transformado en una vocera de la lucha contra la enfermedad. María no solo es una sobreviviente del cáncer, también es un ejemplo de cómo la adversidad se transformó en una oportunidad para encontrar su mejor versión.