Katie Sorensen, una mamá influencer estadounidense, está acusada de fabricar una historia falsa sobre una pareja latina que intentó robarse a sus hijos. Los detalles aquí.

Por Lena Hansen
Mayo 04, 2021
Anuncio

Katie Sorensen, una madre y influencer estadounidense que vive en California, enfrenta cargos criminals. La mujer está acusada de fabricar una historia falsa sobre una pareja latina que trató de secuestrar a sus hijos. PEOPLE confirmó que Sorensen fue acusada de proveer información falsa a la policía. Hace cuatro meses, Sorensen acusó a una pareja en Petaluma de intentar secuestrar a sus dos hijos.

La oficina del fiscal del condado de Sonoma reveló los detalles del caso. Sorensen le dijo a la policía que esta pareja hispano trató de robarse a sus hijos afuera de una tienda el 7 de diciembre del 2020. La mujer también compartió estas acusaciones en dos videos que publicó en Instagram y se volvieron virales. Después de la controversia, los vídeos, que tuvieron millones de vistas, y su cuenta de Instagram fueron borrados.

Según la policía, Sorensen alegó que este hombre y mujer habían actuado de manera sospechosa con sus hijos en el estacionamiento de una tienda Michael's. La madre dijo que la pareja había hecho comentarios sobre la apariencia de los niños y la había seguido a su carro, pero que se habían ido cuando vieron llegar a otra persona. Hasta se divulgaron imágenes de la pareja que fueron captadas por cámaras de seguridad del local.

Katie Sorensen
Credit: Twitter

Sadie y Eddie Martinez es la pareja hispana que Sorensen acusó falsamente de intento de secuestro de menores. Los Martínez tienen cinco hijos y hablaron con el diario The Argus-Courier al enterarse de que la influencer enfrentaba cargos criminales por acusarlos de un crimen que ellos nunca cometieron.

"Estamos muy felices con la noticia", dijo Sadie al diario. "Es un buen paso hacia la justicia. Te da esperanza". Sadie dice que se enteró de las acusaciones de Sorensen en su contra cuando su hija vio la foto de ellos en la televisión y le avisó.

Sorensen no respondió a las llamadas de PEOPLE ni ha comentado al respecto. Si es encontrada culpable, Sorensen podría pasar hasta 12 meses en prisión.