Wang Yun recibió la pena capital luego de envenenar a los estudiantes de entre 3 y 6 años: increíblemente, no era la primera vez que intentaba envenenar a alguien. Aquí el reporte.

Por Mayra Mangal
Septiembre 29, 2020
Anuncio

El peso de la ley ha caído con toda su fuerza sobre una profesora de jardín de niños que estaba acusada de envenenar a 25 estudiantes de entre 3 y 6 años. Increíblemente, esta no era la primera vez que la mujer trataba de envenenar a alguien, pues según se descubrió ya había hecho lo mismo con su marido.

Un tribunal en la ciudad de Jiaozuo, provincia de Henan, en la región central de China, dictó este lunes la pena capital para Wang Yun tras los terribles hechos ocurridos en marzo de 2019, según indica CBS News.

″Sin ninguna consideración sobre las consecuencias" Yun puso nitrito de sodio en el potaje del desayuno que se había preparado para los estudiantes. Tras consumirlo, los niño comenzaron a experimentar vómito y a desmayarse; 25 de ellos acabaron en el hospital. Lamentablemente uno de los estudiantes quedó particularmente afectado por el químico y falleció a consecuencia del envenenamiento en enero pasado.

Al parecer la mujer realizó sus perversas acciones en señal de revancha en contra de una compañera de trabajo, sin que se detallara el motivo de dicha venganza.

"[Sus] métodos criminales y las circunstancias fueron excesivamente perversas, con circunstancias especialmente severas y ella debería ser castigada en acuerdo con la ley", se dijo al momento de dictar su sentencia. El castigo también incluye una cláusula que obliga a Yun y al director del plantel escolar a recompensar a las familias de los niños.

El nitrito de sodio se usa en carnes y embutidos para su conservación, pero en cantidades elevadas puede resultar sumamente nocivo e incluso, mortal.

En 2017, Yun intentó envenenar a su marido usando el mismo químico, el cual colocó en su taza, según informó la citada fuente. Afortunadamente, el hombre sobrevivió.