August 11, 2017 11:53 AM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Una madre que por accidente sofocó a su bebé recién nacido mientras dormía en la cama con él está demandado al hospital Portland Adventist Medical Center y a una enfermera de la institución por $8.6 millones, según se desprende de los documentos obtenidos por  CNN.

La nota de CNN explica que Monica Thompson, quien entabló la demanda la semana pasada en una corte del Condado de Multnomah, cita negligencia como la causa de “daño predecible” a su hijo, Jacob Daniel Thompson. Asimismo, Thompson alega que ha sufrido de “imposición negligente de angustia emocional” causada por la muerte de su bebé. El recién nacido tenía solo 10 días de vida cuando falleció el 12 de agosto de 2012.

“Jacob fue un bebé milagro. Mi primer y único hijo. Yo estoy compartiendo esta historia con la esperanza de que ninguna madre o familia nunca tenga que sufrir a través de una tragedia evitable como esta”, dijo la madre en una declaración enviada a CNN.

¿Qué establece la demanda? El día 5 de agosto el bebé fue llevado al nursery para que Thompson pudiera descansar. Le habían dado narcóticos para el dolor y pastillas para descansar. En la madrugada del 6 de agosto, a las 3:00 am una enfermera llevó el bebé al cuarto de la madre para que lo lactara. La demanda explica que la enfermera “se fue del cuarto y dejó a la madre y al niño solos”.

Los documentos exponen que cuando la madre se despierta una hora más tarde, estaba soñolienta y mareada. Entonces, Thompson notó que su hijo no respondía, explican los documentos. Ante la falta de reacción del niño, Thompson salió al pasillo a buscar ayuda.

El abogado de la familia Diego Conde dijo a CNN que no tenía sentido que un hospital le diera narcóticos y pastillas para dormir a una madre, le llevara un infante para lactarlo y los abandonara a su suerte.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST