Tina Bejarano se reencontró, 30 años después, con Kristin, la bebé que la madre pensó que había nacido muerta. Su historia te conmoverá.

By Lena Hansen
October 16, 2019

Durante casi 30 años, Tina Bejarano pensó que su hija Kristin había muerto minutos después de nacer. Sin embargo la madre se llevó la sorpresa de su vida al enterarse que Kristin estaba viva y poder reencontrarse con ella. Cuando tenía 17 años, Bejarano, quien es oriunda de Los Baños, California, dio a luz a una niña. Sin embargo un día después de la bebé nacer, la madre de Tina le dijo que su hija había muerto. “Al día siguiente ella viene a decirme: ‘La bebé murió 15 minutos después de nacer. Estaba enferma',” contó Tina a KMPH sobre su madre, quien le mintió. En realidad la bebé no murió y su abuela la dio en adopción sin Tina saberlo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por los próximos 29 años, Tina y su esposo Eric Gardere, celebrarían el cumpleaños de Kristin, recordando con nostalgia a la bebé que ellos pensaban que estaba muerta. “Era un momento difícil para mí cada año”, confesó la madre. “Me deprimía, lloraba todo el tiempo”.

Tina conoció a su actual esposo poco después de morir su bebé Kristin, fruto de una relación previa, y hoy tiene 5 hijos con Gardere. Cuando una de sus hijas menores le pidió a Tina que se hiciera una prueba de ADN en el 2017 para saber más sobre sus ancestros, la madre aceptó y esto la llevó a reencontrarse inesperadamente con su primogénita. Poco después Tina recibió un correo electrónico de alguien que vivía al otro extremo del país, en Nueva Jersey.

“Creo que debemos hablar, dice que somos familia y que tú eres mi mamá”, le decía en el correo electrónico la persona que resultaría ser Kristin, la hija que Tina daba por muerta. Fue ahí que Tina se enteró que su madre había dado a la niña en adopción sin consultarle nada. Kristin le contó a su madre que había crecido en Las Vegas y que era transgénero, que estaba en proceso de transición a ser un hombre. También le contó que ahora tiene una esposa y un hijo, por lo que Tina es abuela.

“No me importa”, aseguró Tina a la estación de televisión. “No me importa si él está en proceso de transición o no. Ese es mi hijo. Solo nos alegra que está vivo”. Su hijo viajará a California en noviembre a conocer a Tina en persona por primera vez. “Al verlo me dan ganas de llorar”, confesó emocionada la madre, quien está feliz con el reencuentro.

Advertisement