October 12, 2018 06:26 PM

Una madre canadiense perdió a su hijo tres años durante una inundación y está siendo acusada de negligencia. El pasado febrero la región de Amaranth en Canadá estaba inundada porque el hielo a sus alrededores se había derretido. Justo antes de la 1 a.m. el 21 de febrero Michelle Hanson supuestamente no detuvo su minivan en una calle cerrada por las autoridades de tránsito. Su hijo de tres años, Kaden Young, murió cuando el vehículo fue empujado por las aguas hasta el Río Grand, según un informe policial. Hanson, de 35 años, sujetó fuertemente al pequeño pero las corrientes eran muy fuertes y lo arrebataron de sus brazos.

“Kaden fue arrebatado de sus brazos”, dijo a PEOPLE Constable Paul Nancekivell, vocero de la policía en Ontario. En los siguientes meses múltiples voluntarios buscaron al niño, según City News Toronto y el 21 de abril un pescador encontró su cadaver debajo de un puente de un pueblo cercano.

Dufferin OPP

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La madre escribió en su página de Facebook después de la tragedia: “Han sido dos meses muy largos y drenantes de búsqueda y ya ha llegado a su final. La cantidad de apoyo que recibimos fue absolutamente increíble y no tenemos cómo agradecerles a todos”.

Ahora la policía está acusando a Hanson de negligencia por la muerte de su hijo tras manejar peligrosamente por una zona cerrada. No se sabe aún si Hanson ya tiene un abogado pero deberá presentarse en la corte el 6 de noviembre. Según Nancekivell, la madre supuestamente puso al niño en peligro al manejar por un área que había sido cerrada por barricadas. “Una carretera cerrada está cerrada por una razón”, dice el vocero de la policía. “Ella está pagando un precio muy alto”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST