Melissa Ann Doss, de 43 años, fue detenida luego de que la policía descubriera que obligaba a su hija, quien no puede hablar, a permanecer en una jaula de metal y madera.

Anuncio

Melissa Ann Doss, de 43 años, fue detenida luego de que la policía descubriera que obligaba a su hija con autismo a permanecer encerrada en una jaula de metal y madera afuera de su casa en la Florida.

Según informes oficiales, el sábado la policía de Palm Bay recibió una llamada de los vecinos de Doss, quienes les informaron que había un niño dentro de su patio. Los oficiales que acudieron al lugar a investigar confirmaron que la niña vivía en el patio de la casa de al lado encerrada dentro de una jaula.

Las investigaciones arrojarían que la hija de Doss, quien no habla, pasó noches encerrada en la jaula en la que habían una manta y una almohada.

Melissa Ann Doss
Melissa Ann Doss
| Credit: BREVARD COUNTY SHERIFF’S OFFICE

Doss, por su parte, dijo a las autoridades que se había quedado dormida y que no sabía que su hija se había ido. También le negó en varias ocasiones la entrada a su casa a la policía.

Según informó el diario Sun Sentinel, cuando finalmente la policía pudo acceder al domicilio, sintieron olor a orina y heces fecales. Además, había basura esparcida por toda la casa, así como insectos, arañas y moscas.

Incluso determinaron que la casa estaba inhabitable ya que tenía partes de las paredes dañadas y parte del techo derrumbado, el piso lleno de moho —y el espacio no contaba con un baño. También indicaron que en la casa no había ni agua ni comida.

Las autoridades de la Florida han presentado cargos penales contra Doss, quien permanece bajo custodia y enfrenta tres cargos de negligencia infantil y un cargo de abuso infantil, según verificó People.

La mujer podría ser liberado bajo una fianza de $ 20,000. Hasta el momento se desconoce si se ha declarado culpable de los cargos.

Mientras tanto, la niña y sus dos hermanos fueron sacados del domicilio y están siendo atendidos por trabajadores sociales.