Al tratar de ayudar a su vecina con demencia, mientras sus hijos sangraban a su lado, la mujer fue mordida repetídamente en el rostro. Una historia digna de película de terror.
Anuncio

Una mamá del Sur de Carolina, Bethany Hastings, afirmó que logró arrancar a sus hijos de las fauces de un pit bull y luchó cuerpo a cuerpo contra él durante quince largos y horribles minutos hasta que llegó alguien a prestarles socorro.

De acuerdo a WJCL-TV, Hastings y sus dos hijos, una niña de cuatro años, Layne Bayles, y su hijito de dos, acompañaban a su vecina anciana de regreso a su casa subidos en su carrito de golf, ya que la mujer padece demencia, tras verla deambular por su vecindario en Bonneau, S.C.

Al llegar a casa de la anciana, su perro se abalanzó contra el carrito. La niña relató al canal cómo primero atacó a su hermanito: "Primero alcanzó a mi hermano, después fue a por mí, luego a por mi mamá", recordó la pequeña.

Bethany Hastings
Credit: GOFUNDME

Su mamá confesó que después de arrancar al perro de sus hijos, logró sujetarlo durante quince espantosos minutos mientras esperaba que alguien le ayudara: "No tuve otra opción", aseguró. "Si le hubiera dejado ir, me hubiera atacado o habría ido por mis hijos".

Se lanzó una campaña en GOFUNDME para ayudar a la familia a cubrir sus gastos médicos. En ella aseguran que esta valiente mamá: "logró de algún modo y pese a todo, encontrar su teléfono y llamar al 911 ya que no había ningún vecino cerca", puede leerse en la descripción del suceso. "El perro le mordió varias veces en la cara, mientras sufrió repetidas picaduras de hormigas rojas en el cuerpo, a la vez que veía a sus hijos sangrando y llorando por su mamá".

Mientras que sus hijos fueron dados de alta en el hospital, su mamá estuvo ingresada durante cuatro días por las graves heridas en su rostro. Los doctores le avisaron que tendrán que realizarle varias cirugías a lo largo del próximo año. ¡Tremenda heroína!