Sara Franco Tapia, de 32 años, se encuentra en el hospital y será acusada de dos cargos de asesinato a su salida.

By Carolina Trejos
October 17, 2019 01:25 PM

Dos hermanos hispanos fueron presuntamente asesinados por su madre el sábado, confirmaron las autoridades de Alabama a la revista People.

Taylor García, de 9 años, y su hermano menor, Álvaro García, de 3, fueron encontrados muertos en su casa cerca de Baileyton, el Sheriff del Condado de Cullman, Brad Williams, director de comunicaciones, confirmó la identidad de los cuerpos.

La madre de los niños, Sara Franco Tapia, de 32 años, se encuentra en el hospital y será acusada de dos cargos de asesinato a su salida, dijo el sheriff del condado de Cullman, Matt Gentry, en una conferencia de prensa el martes, informa el medio local AL.com.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Go FundMe

La madre fue trasladada en avión a un hospital local el sábado después de que agentes la encontraron en un campo cerca de su casa con heridas de cuchillo auto infligidas, dijo Gentry. También se encontró un cuchillo cerca, informa Associated Press. Franco Tapia fue sometida a una cirugía de emergencia cuando llegó al hospital y ahora está en la Unidad de Cuidados Intensivos en condición estable.

Está bajo la custodia de los agentes e investigadores del sheriff mientras está hospitalizada.

"Una pesadilla impensable se hizo realidad para nuestra familia este fin de semana", escribió la hermana de los niños, Lizeth López, en el GoFundMe que creó para sufragar los gastos del funeral. "El sábado pasado nuestra familia perdió a dos hermosos niños, Álvaro y Taylor García, en un trágico evento", escribió. "Estamos completamente desconsolados".

La oficina del alguacil está en conversaciones con la oficina del fiscal de distrito del condado de Cullman sobre si acusarla de asesinato.

"No buscaremos libertad bajo fianza. Es la posición de la oficina del fiscal de distrito con nuestro apoyo ir al máximo de la ley en este caso", dijo Gentry.

Las autoridades no han dicho la razón que supuestamente la llevó a matar a los niños.

Antes de la llamada al 911 realizada por el padre de los niños el sábado, la familia "no tenía contacto o informó problemas conocidos por ella o esa dirección", dijo Gentry.

Los investigadores no han encontrado evidencia de que Tapia sufra algún problema de salud mental.

Advertisement