Una madre en Ohio confesó haber matado a sus tres hijos, asfixiándolos, por sentir celos de la atención que su esposo le daba a los niños. Los detalles del caso.

Por Lena Hansen
Noviembre 21, 2019
Anuncio

Una madre de Ohio confesó haber matado a sus tres hijos. La mujer de 27 años se salvó de la pena de muerte tras confesar el crimen el martes, pero fue sentenciada a más de 30 años en prisión. Brittany Pilkington se declaró culpable de homicidio involuntario y de asesinato por asfixiar a sus hijos en tres diferentes ocasiones. Su hijo Noah, de 3 meses, fue encontrado muerto en agosto del 2015 en el apartamento de la pareja en Bellefontaine, reportó The Springfield News Sun. Unos meses antes, en abril del 2015, su hijo Gavin, de 4 años, fue asesinado de la misma manera y Niall, su hijo recién nacido, murió también por asfixia en julio del 2014.

La mujer confesó a los investigadores que había asfixiado a sus hijos porque sentía celos de la atención que su esposo Joseph Pilkington, el padre de los niños, le daba a los pequeños. En la corte, los fiscales argumentaron que la madre también estaba enojada porque su esposo no le prestaba la misma atención a su hija Hailey que a los varones. La niña no sufrió ningún daño físico y está en custodia de una agencia de protección de menores.

El fiscal del condado de Logan, Eric Stewart, dijo que finalmente se había hecho justicia y que se había “protegido a la comunidad” de la amenaza que representaba Brittany. Kort Gatterdam, uno de los abogados de la joven madre reveló que su clienta había sufrido abuso sexual y físico durante años y que estaba “dañada irreparablemente”. También aseguró que Brittany había sufrido envenenamiento con plomo durante su infancia y que esto le había causado “daños mentales”.

The New York Post reporta que el esposo de ella, Joseph Pilkington, fue acusado de agresión sexual por embarazar a Brittany cuando ella tenía 17 años y aún era menor de edad. Según reportes, Joseph Pilkington antes era el padrastro de Brittany, ya que había sido novio de la madre de ella antes de casarse con Brittany. El abogado de Brittany leyó un mensaje escrito por la madre, donde aseguraba que “amaba a sus hijos, los extrañaba y lamentaba sus muertes cada día de su vida.”