Kayleen Waltman perdió ambos brazos y es posible que le amputen una de sus piernas tras ser brutalmente agredida por tres perros cuando regresaba a su casa en Honea Path, Carolina del Sur.
Anuncio

Lo que debía ser una usual caminata de regreso a casa para Kayleen Waltman se convirtió en toda una tragedia que la tiene debatiéndose entre la vida y la muerte.

La joven madre de tres pequeños volvía a casa en Honea Path, SC, cuando fue aparentemente atacada por tres rabiosos perros, dos de ellos pitbulls, que le causaron heridas de gravedad, reportó People.

De acuerdo a Shenna Green, hermana de la víctima, Waltman fue encontrada por un extraño dentro de una zanja tras ser agredida por los canes, según la agencia Associated Press. La mujer fue trasladada inmediatamente a un hospital cercano con heridas graves.

A través de una cuenta GoFundMe para recaudar fondos para los gastos médicos, la familia de la mujer de 38 años reveló que los doctores tuvieron que amputarle ambos brazos y que probablemente le amputen una de sus piernas. Además, le extirparon parte del colon y podría perder el esófago.

"Tiene una herida en la espina dorsal de la cual no supimos hasta el viernes, [los doctores] nos dijeron que la mantienen sedada para que no la empeore tratando de moverse. Por eso no la han despertado", reportó la familia en la página. "Aún no le quitan el respirador artificial. Ella puede respirar, pero la presión le sube muy alto y su oxígeno baja. Aún no sabe lo que pasó".

Kyleen Waltman
Kyleen Waltman
| Credit: GoFundMe

Las autoridades han identificado al dueño de los animales, quien deberá responder por lo sucedido, de acuerdo al canal local WYFF. Justin L. Minor enfrenta cargos por el ataque, por violar el capítulo sobre el control de la rabia en animales, y por tener sueltos animales peligrosos no permitidos.

Los perros fueron confiscados por las autoridades y su dueño deberá presentarse en corte en mayo.