Una madre fue acusada de matar a su hija de 14 años, quien llamó al 911 tratando de salvar su vida. Los detalles del caso.

By Lena Hansen
December 21, 2018 12:13 PM

Una madre de Washington está acusada de matar a su hija de 14 años con un arma de fuego mientras la adolescente trataba desesperada de llamar al 911 para pedir ayuda. El violento incidente también involucró al padre y hermano de la víctima, confirmó PEOPLE.

Svetlana Laurel, de 52 años, fue arrestada el martes en la noche después de que la policía recibió una llamada de su hija pidiendo auxilio. La adolescente fue identificada por el canal KIRO 7 como Natalie Gulizia, y contó a las autoridades que su madre tenía un arma de fuego y una pistola eléctrica Taser y que había amarrado a su hermano de 12 años.

La mujer, que se había separado de su esposo Michael, se apareció en el hogar donde él vivía con sus hijos adolescentes, según una declaración jurada de la policía. El niño estaba solo y dejó pasar a la madre. Una vez adentro de la vivienda, ella amarró al niño y le puso una media en la boca con cinta adhesiva para que no se moviera ni gritara. Luego le quitó la media de la boca pero lo amenazó con la pistola Taser si gritaba, el niño declaró a las autoridades.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Facebook

Según la policía su exesposo, el padre de los niños, llegó a la casa con Natalie sobre las 8 p.m. “Svetlana sacó una pistola y le dijo a [al padre] que lo había a matar porque él le había arruinado la vida”, dice la declaración jurada que describe la llamada del 911 donde se escucha el caótico incidente. Natalie, quien asistía a la escuela secundaria católica Kennedy, corrió a llamar al 911 y describió todo lo que pasaba a la operadora durante 15 minutos.

Luego le dice que su madre ya subió la escaleras y la encontró. La operadora reportó que escuchó a Laurel gritando “llamaste al 911” y amenzando con dispararle en la cabeza. Entonces se escuchó un disparo y la madre bajó las escaleras donde intentó dispararle al padre pero él pudo quitarle el arma de las manos. La policía llegó a las 8:32 p.m., arrestando a Laurel y llevándose al niño de la casa. Las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de Natalie con un disparo en la cabeza.

“Es inimaginable”, dijo Sandra Havlik, vocera del departamento de policía de Renton a PEOPLE. Las autoridades reportan que la madre recién había perdido custodia de los niños. Laurel está en la cárcel en Seattle y su juicio está pautado para el 21 de diciembre.

Advertisement


EDIT POST