La mujer aparentemente aseguró a una amiga que su hijo sería un asesino en serie como el temido y despiadado Ted Bundy.
Anuncio

Danielle Dauphinais fue desde el pasado octubre la principal sospechosa de la desaparición de su hijo Elijah Lewis, de 5 años, quien fue reportado como perdido por las autoridades del estado de New Hampshire. Ahora, la madre enfrenta cinco cargos, incluyendo asesinato en primer grado, por la muerte del pequeño.

La semana pasada, un gran jurado del condado de Hillsborough acusó formalmente a Dauphinais, de 35 años, de causarle la muerte a su hijo, reportó People.

Los restos del niño fueron encontrados enterrados dentro de una tumba poco profunda cerca del parque estatal Ames Nowell en Abington, Massachusetts, alrededor de una semana después de haber sido reportada su desaparición.

Los resultados de la autopsia indicaron que el pequeño murió por homicidio causado por negligencia, malnutrición, envenenamiento por fentanilo y violencia, según las heridas que mostraban su cara y cuero cabelludo.

Elijah Lewis
Elijah Lewis
| Credit: NEW HAMPSHIRE ATTORNEY GENERAL'S OFFICE

De acuerdo al diario Boston Globe, la madre había dicho meses antes a su amiga Erika Wolfe en mensajes en redes sociales que el niño sería el próximo asesino en serie.

"Lo llamo el próximo [asesino en serie] Ted Bundy y Jeffrey Dahmer", escribió aparentemente en los mensajes de Snapchat. "Es muy triste pero no tengo conexión alguna con este niño. Su padre se lo llevó y nunca lo regresó hasta mayo del 2020. Ha ido empeorando. Quiero que desaparezca. Ya no puedo con él".

Danielle Dauphinais
Danielle Dauphinais

La mujer y su novio, Joseph Stapf, fueron arrestados el pasado 18 de octubre en la ciudad de Nueva York, bajo órdenes por manipulación de testigos y poner en peligro la vida de un niño.

Según el canal local WHDH, la pareja fue acusada de pedir a testigos que mintieran sobre el pequeño y sus condiciones de vida tras enterarse de que el servicio de protección a menores lo buscaba.

Si sospecha de abuso infantil, favor de llamar a la línea nacional de ayuda al 1-800-422-4453. Todas las llamadas son gratis y confidenciales.