November 08, 2018 02:04 PM

Tras la muerte de su esposa, la cubanoamericana Isabella Hellman en un barco en altamar durante la celebración de su luna de miel, la policía comenzó a investigar a su esposo, Lewis Bennet, de 41 años, como sospechoso. Nueve meses después Bennet se ha declarado culpable de homicidio involuntario, según un comunicado de las autoridades.

El comunicado detalla que el hombre pudo tomar una serie de acciones que no tomó para salvarle la vida a su esposa. “Lewis Bennett será responsabilizado por la muerte de su esposa”, dijo el agente Tom James del FBI en Miami.

Find Isabella/Facebook

En mayo del 2017, Bennett —quien es ciudadano de Australia y Estados Unidos— y su esposa Isabella Hellman  —una ciudadana estadounidense nacida en Cuba— salieron de la isla caribeña camino a la Florida en el catamaran del esposo. Llevaban casados solo tres meses, según Miami Herald. Sobre las 8 p.m., Bennet le pidió a Hellman que tomara control del barco sin ponerse ella un chaleco salvavidas ni una luz para identificarla durante la noche.

La siguiente mañana Bennett despertó al escuchar un ruido y se dio cuenta de que las velas se habían safado y que su esposa estaba desaparecida en el mar. Bennett dice que no recuerda si llamó a su esposa, según su declaración. No encendió bengalas para pedir auxilio y ser rescatados.

El catamaran ya no podía ser operado, y Bennett, un marinero experimentado, abandonó el barco y se fue en una balsa llena de artículos de primer auxilio y una colección de monedas de plata. Fue entonces, cuando él ya estaba lejos del catamaran y a salvo, que Bennett llamó a las autoridades y los alertó de la desaparición de su mujer.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Broward Sheriff´s Office

Un guardacosta rescató a Bennett pero el cuerpo de Isabella nunca fue encontrado. Según documentos en la corte, fiscales federales a cargo del caso argumentaron que la pareja peleaba frecuentemente y enfrentaban problemas financieros. Los investigadores alegan que Bennett causó la muerte de su esposa y lo hizo ver como un accidente, destrozando el interior del catamaran para que se inundara.

Antes de ser enjuiciado, Bennett compró boletos de avión al Reino Unido para él y la bebé que tuvo con Isabella. También intentó que declararan a su esposa legalmente muerta siete meses después de él ser rescatado del mar. En la Florida, usualmente se espera cinco años para declarar a una persona muerta después de reportarse desaparecida.

El hombre se declaró culpable de transportar $36,000 en monedas robadas, descubiertas por la policía en la balsa donde fue rescatado y en la residencia de la pareja. Las autoridades creen que tal vez este dinero robado fue la causa de una pelea entre la pareja.

Bennett recibirá el veredicto del juez el 10 de enero y enfrenta hasta 8 años en prisión.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST