La joven viajó al sur de la Florida para cuidar a los niños de la hermana de la primera dama de Paraguay y así costear sus estudios de enfermería y ayudar a su familia en su país.

Anuncio

La imagen de Leidy Luna está acaparando la portada de muchos medios latinoamericanos. Y es que la joven de 23 años, quien estaba a punto de graduarse de la carrera de enfermería en Paraguay, viajó a Miami para cuidar a los niños de la hermana de la primera dama de su país.

Como muchos inmigrantes, Luna planeaba costear sus estudios y ayudar a su familia con lo que ganaría y llegó a Estados Unidos horas antes del colapso del edificio de Surfside donde se reportó a trabajar —y hoy es una de las personas buscada por rescatistas entre sus escombros.

"Demasiado duro, no puedo hablar", dijo a Noticias Telemundo su madre Juana Villalba, quien viajó a Miami desde Paraguay para estar al tanto de la búsqueda de su hija. Esta es la primera vez que Villalba tiene un pasaporte y sale de su país con una visa de emergencia para poder presenciar las labores de rescate.

En la mañana del miércoles, Luna le había enviado un mensaje de texto a Villlalba para decirle que había aterrizado en Miami. Incluso, le envió otro mensaje a su prima Lourdes Luna en el que decía que estaba emocionada de explorar la ciudad e ir a la playa.

Unas horas después se produjo el derrumbe.

Leidy Luna Villalba
Credit: Cortesía de la familia

Según Villalba le dijo a The Washington Post, ella se enteró del derrumbe a través de canales de noticias y esperó que fuera un error, pero no fue así.

"Ella está literalmente partida en mil pedazos, como el edificio que se cayó", afirmó sobre Villalba Lourdes Luna, quien la acompañó en su viaje a Miami.

Esta también era la primera vez que Luna viajaba al exterior y conocía el mar. La joven y su familia son de Eugenio Garay, una aldea rural en la provincia de Guairá, en el sureste de Paraguay. Con el dinero que haría cuidando a los niños en Surfside, Luna terminaría de completar los $300 que le hacían falta para costear lo que le quedaba estudiar de su carrera —y el dinero también le permitiría ayudar económicamente a su familia.

Ahora en Miami, Lourdes Luna le dijo a NBC News que "la familia tenía muchas esperanzas cuando nos despedimos. Ellos esperaban que íbamos a traer a Leidy de regreso a casa. Pero ahora que estamos aquí, la realidad es diferente".

Hoy Luna se encuentra entre las 80 personas desaparecidas tras el derrumbe. Hasta el momento los rescatistas han podido encontrar 60 cuerpos bajo los escombros. Las autoridades han dicho que no tienen esperanzas ya de encontrar sobrevivientes.

Mientras tanto, la historia de Luna se ha convertido en una causa para muchos paraguayos y latinoamericanos, pues representa las ansias de muchos de salir adelante en busca de oportunidades. "Parece que Leidy se ha convertido de repente en una causa común", dijo Lourdes Luna a WLRN. "Ahora es más que una simple ayudante contratada. La gente quiere que su tragedia signifique algo".