Alimihan Seyiti, quien habría sido considerada "la persona más vieja del mundo", murió a los 135 años el pasado jueves en una aldea del condado de Shule, China.
Anuncio
Alimihan Seyiti
Alimihan Seyiti
| Credit: STR/AFP via Getty Images

Alimihan Seyiti, quien habría sido considerada "la persona más vieja del mundo", murió a los 135 años el pasado jueves en una aldea del condado de Shule, al sur de la ciudad china de Kashgar.

Según el periódico Xinjiang Daily, la anciana de etnia uigur murió en su casa, pacíficamente, junto a sus nietos, con quienes vivía.

El rotativo indica que su familia aseguró que antes de su muerte Seyiti llevaba una vida normal, se levantaba antes de las 10 de la mañana y se acostaba antes de las 11 de la noche.

Su nieto Kuerban Nuer, quien era su principal cuidador, dijo que le gustaba cantar y bailar y que tenía la costumbre de escuchar la radio todos los días.

"Al escuchar música de la radio antes de dormir, sus pies se movían con el ritmo", contó.

Alimihan Seyiti
Alimihan Seyiti
| Credit: STR/AFP via Getty Images

De acuerdo a las autoridades locales citadas por medios chinos, Seyiti nació el 25 de junio de 1886, durante la dinastía imperial Qing. Se casó a la edad de 17 años en 1903, y su esposo murió en 1976. Seyiti llegó a tener en total 43 nietos y bisnietos, y llegó a conocer a su sexta generación de descendientes.

En 2013, fue declarada la persona viva más anciana de China. La Asociación China de Gerontología y Geriatría aseguró que estaba entre las diez personas más viejas del país.

No obstante, esta información no ha podido ser constatada internacionalmente. Guinness World Records comunicó que no había sido invitado a verificar la edad de Seyiti de forma independiente.

De ser cierta la edad de Seyiti, podría ser la persona más longeva de la historia.

Alimihan Seyiti
Alimihan Seyiti
| Credit: STR/AFP via Getty Images

Según el Daily Mail, Seyiti no es la única persona en su localidad que ha alcanzado edades avanzadas. Su región ha sido apodada la "ciudad de la longevidad", ya que cuenta con muchos residentes de 90 años o más, según informes locales. Dentro de la propia familia de la centenaria, su hermano vivió 97, su padre 93 y su madre 86 años.

El récord mundial Guinness a la persona más longeva del planeta lo tiene Jeanne Calment, de Francia, quien murió a los 122 años en 1997. La japonesa Kane Tanaka, nacida en 1903, es en estos momentos la persona viva más longeva del mundo, que ha sobrevivido dos veces al cáncer, según Guinness.