Un niño de dos años, nacido prematuro y con necesidades especiales, desapareció después de que sus papás le dejaran en su habitación para dormir. Por la mañana, no había rastro del pequeño.

Por Nuria Domenech
Julio 18, 2020
Anuncio

La policía de California busca desesperadamente a un niño de tan solo dos añitos, quien desapareció a principios de esta semana de su habitación, en mitad de la noche y sin dejar rastro.

El pequeño Thaddeus Sran desapareció de su hogar en Fresno  en algún momento entre las diez de la noche del martes y las ocho y media del miércoles por la mañana. Sus papás le dejaron en su cama la noche anterior, pero al despertar el miércoles no encontraron al niño por ningún lado.

El jefe de policía de Madera, Dino Lawson, definió perfectamente la situación:

“La peor pesadilla de cualquier padre”, aseguró. También pidió ayuda a la población en una reciente rueda de prensa. “Necesitamos sus ojos, necesitamos sus oídos”, dijo suplicante pidiendo a cualquier miembro de la comunidad que tenga alguna pista que pueda ayudar a encontrar al menor.

Credit: Facebook

La policía continúa rastreando los alrededores del domicilio del pequeño, quien nació prematuramente y tiene “problemas extremos de salud”, ya que se alimenta por un tubo, no habla y apenas estaba aprendiendo a caminar, por lo que solo puede avanzar gateando.

De momento, las autoridades investigan el caso como un posible secuestro, aunque según aseguró el jefe de policía: “todo está sobre la mesa y no descartamos ninguna otra hipótesis”. Al equipo de búsqueda se han unido ya la oficina del sheriff del condado de Madera, el ejército y el FBI.

“No se emitió una alerta ámbar porque no había ninguna información referente a un automóvil”, escribió la policía el jueves en su página de Facebook. “Si algún vecino de la familia tiene videos de sus cámaras de seguridad que muestren vehículos en el área entre las 10 de la noche del 14 de julio y las 8:30 de la mañana del 15 de julio de 2020, desde el equipo de investigación les rogamos que nos hablen al siguiente número 559-675-4220”.

La última vez que sus papás vieron a Thaddeus iba vestido con una camiseta roja y unos pantalones de Spiderman sobre su pañal. Mide unos dos pies y pesa treinta libras. La familia está ofreciendo una recompensa de cinco mil dólares para cualquiera que pueda facilitar información que ayude a encontrar a su hijito desaparecido.