Judy Pineda pasó 10 años en un convento de Antioquia, pero este 13 de enero debutará como actriz con uno de los sitios porno más populares.

By Mayra Mangal
January 03, 2019 04:07 PM

Una joven colombiana que pasó años en un convento de Colombia debutará este 13 de enero como actriz de porno profesionalJudy Pineda, 28 años y madre soltera con dos hijos, saltó a la fama en octubre pasado cuando se dio a conocer el radical cambio de vida que tuvo tras abandonar el convento en Urabá, Antioquia, donde permaneció por una década.

Según medios locales, a los 18 años Pineda se enamoró de un profesor de religión y decidió cambiar de vida. Se trasladó a Medellín donde conoció a un tal Juan Bustos, fundador de una “institución” que preparaba a aspirantes a modelo para webcam. Ahí Pineda recibió clases para aprender postura, seducción, posturas corporales y creatividad. y comenzó a ganar un sueldo aproximadamente $2,500 trabajando 40 horas cada 15 días, según explica el diario español El Mundo.

Ahí es cuando un supuesto “cazador de talentos” en webcam la identificó y después de un casting la contrató de inmediato. Ahora según reportes de The New York Post Pineda firmó un contrato con el sitio BangBros, especializado en porno y con sede en Miami, que es uno de los más conocidos en dicho mundillo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Su hermosura, su sexualidad salvaje y su deseo de compartirlos con sus fans es algo que nosotros de inmediato supimos era algo sumamente especial”, explicó Cullen McRae, productor ejecutivo de dichos estudios. “Su primera escena con nosotros muestra no solo su pasión y sexualidad, sino su fe, porque ella colaboró con nosotros a la hora de crear el tema [de su video] basado en un convento”, prosiguió el ejecutivo quien aseguró que no podría estar “mas orgulloso” de su nuevo talento.

“Primero me sentí mal pero ahora me siento bien el respecto”, comentó Pineda respecto a su espectacular giro de 360 grados al diario británico The Sun. “[Pero] también me siento bien cuando voy a la iglesia. No me pierdo la oración de los viernes , las reuniones de los sábados o la misa del domingo”.

Además está el tema de que es madre de una hija y un hijo, a quienes tuvo que explicar a qué se dedica para ganarse el pan de cada día. “Explicárselo a mi hija fue fácil, a mi hijo fue más complicado porque se sorprendió mucho”. No es para menos.

 

Advertisement


EDIT POST