Lisa Montgomery fue la primera mujer ejecutada en Estados Unidos en casi siete décadas. Este fue el crimen por el cual recibió una inyección letal.

Por Lena Hansen
Enero 13, 2021
Anuncio

Lisa Montgomery fue la primera mujer en casi siete décadas en ser ejecutada por el gobierno federal de Estados Unidos. La reclusa de 52 años recibió una inyección letal que puso fin a una atormentada vida de abusos y traumas. Si bien el crimen que cometió fue escalofriante, muchos abogaron porque fuera salvada de la pena de muerte, argumentando que ella había sido una víctima también.

Montgomery fue ejecutada por el asesinato de Bobbie Jo Stinnett, de 23 años, una mujer con ocho meses de embarazo. En el 2004, Montgomery, quien tenía 36 años en aquel entonces, estranguló a la joven embarazada y le sacó al bebé del útero, robándose al recién nacido y dejando que Bobbie Jo se desangrara.

Credit: Wyandotte County Sheriff's Department via Getty Images

Montgomery conoció a Bobbie Jo por Internet bajo un nombre falso, diciéndole a la joven embarazada que ella se llamaba Darlene Fischer y también estaba esperando un bebé. Las dos se hicieron amigas por su amor por los perros, ya que Bobbie Jo criaba cachorros de la raza rat terrier. Se conocieron en un foro para criadores y entusiastas de esta raza canina y Montgomery se encontró con la joven embarazada para supuestamente ver unos cachorros de ella. Ahí fue cuando la atacó.

Los abogados de Montgomery y activistas en contra de la pena de muerte argumentaron que ella era una enferma mental que merecía compasión, ya que había sido víctima de crueldad toda su vida. Desde que era niña fue víctima de golpizas, abuso sexual y torturas en su hogar. Su madre Judy Shaughnessy la traficaba sexualmente a diferentes hombres. El padrastro de Montgomery también fue acusado de violarla durante años en su propia casa y dejar que sus amigos abusaran de ella.

La media hermana de Montgomery,  Diane Mattingly, contó la pesadilla que vivieron en su hogar. Mattingly fue rescatada de la casa y fue adoptada por una familia amorosa, mientras que Montgomery siguió viviendo con su madre en ese infierno, sin recibir ayuda de nadie. Su historia ha causado polémica sobre si la pena de muerte era realmente la manera de hacer justicia en su caso.