Mavis Wanczyk se convirtió la semana pasada en una multimillonaria al ganar el premio de la lotería más grande, pero hacía unos meses había vivido una gran tragedia

Anuncio

Aunque Mavis Wanczyk se convirtió la semana pasada en una multimillonaria, capaz de comprar su propia isla gracias a que ganó $758 millones, la verdad es que no todo en su vida es color de rosa: el año pasado perdió a su esposo en un trágico accidente.

Según reportó People, la trabajadora de un hospital de Massachusetts que ganó el premio más grande de Powerball acaba de enviudar. Apenas en noviembre de 2016, William Wanczyk, su entonces esposo murió cuando el chofer de una camioneta perdió el control al conducirla a alta velocidad y se estrelló contra una banca en la que él estaba sentado.

El conductor se dio a la fuga, pero después fue capturado por las autoridades. Se llama Peter Sheremeta y en junio, fue acusado de homicidio involuntario y homicidio en un vehículos de motor bajo la influencia del alcohol, entre otros cargos.

David L. Ryan/The Boston Globe via Getty Images

Wanczyk, tenía solo 55 años cuando murió y dejó viuda a su esposa con dos hijos adolescentes. Sin embargo, antes de eso, ya su familia enfrentaba desafíos económicos pues, según informó New York Post,  él había tenido que dejar su trabajo como bombero en el 1989 cuando sufrió un accidente con una manguera en una casa.

Ahora la mujer que ha sido descrita como una “típica residente de Massachussets”, se ha quitado esas limitaciones económicas de encima.

Hace un mes compartió un post en Facebook en el que bromeaba sobre la necesidad de unas vacaciones. “Y por vacaciones quiero decir que tengo que alejarme y encontrar un nuevo trabajo. En una playa. Con ron”. Al parecer su sueño se le ha cumplido.