Un joven de Georgia, Kevon Watkins, es sentenciado a cadena perpetua por estrangular a su hermana después de que él cambió la clave de Internet de su casa.

By Isis Sauceda / L.A.
August 07, 2019 09:26 PM

Un joven de Macon, Georgia, fue sentenciado a cadena perpetua por estrangular a su hermana en el 2018 durante una pelea después que el cambiara la clave del WiFi de su casa.

Kevon Watkins, de entonces 16 años, no quería que nadie más que él pudiera usar el internet en su casa — para que así no se redujera la velocidad con la que podía jugar sus videojuegos. Cuando su madre le reclamó y parecía que el chico le iba a pegar, su hermana mayor, Alexus, lo interceptó para evitar que lastimara a su progenitora.

Lo que Alexus no esperaba era que su hermano le fuera a quitar la vida. Durante el forcejeo, él la estranguló por alrededor de 15 minutos, según la fiscalía. Fue hasta que llegaron los oficiales de la ley, tras una llamada de su madre al servicio de 911, que Kevon soltó a su hermana, quien cayó al piso.

De acuerdo a PEOPLE, la madre le ordenó a su hija que se levantara, sin obtener reacción alguna de la chica. “Levántate del piso”, le imploró Latoya Watkins a Alexus.

Facebook

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según reportes, los oficiales le practicaron primeros auxilios a la joven, pero no pudieron salvarla. Alexus murió horas más tarde, el 3 de febrero del 2018, en un hospital del área.

El hermano fue encontrado culpable del asesinato y sentenciado el viernes, de acuerdo a la cadena WSB. “Lo siento”, dijo Kevon con lágrimas en los ojos, mientras era escoltado en corte.

Tras las declaraciones de la madre detallando el pleito —creyendo que era una pelea usual entre hermanos— Kevon aseguró que su intención no era asesinar a Alexus. “Ella me enseñó todo lo que sé”, declaró.

Advertisement


EDIT POST