La jueza de la Corte Suprema recrimina a sus colegas que hayan pasado por alto esta actitud discriminatoria del presidente a la hora de anunciar la continuación del programa.

Por Teresa Aranguez
Junio 20, 2020
Anuncio

Mientras los DREAMers y los defensores de la inmigración celebraban por todo lo alto la decisión de la Corte Suprema de bloquear el intento de la administración de Donald Trump de poner fin a Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) el pasado jueves, la jueza Sonia Sotomayor daba un paso más allá para resaltar algo muy grave que muchos habían pasado por alto.

Según la miembro de la Corte Suprema, detrás de la decisión del presidente de Estados Unidos de querer acabar con este programa hay algo más que razones de legalidad y que tienen más que ver con su animadversión por los inmigrantes. Sus afirmaciones públicas sobre los mexicanos en los últimos tiempos a los que ha acusado de ser "gente con problemas", "los malos" e incluso "violadores", así lo han demostrado.

?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1273629974256390145&ref_url=https%3A%2F%2Fpeopleenespanol.com%2Fnoticias%2Fjueza-sonia-sotomayor-resalta-motivos-por-los-que-donald-trump-pretendia-ponir-fin-a-daca%2F

Para Sotomayor la decisión de Trump, más allá de ser arbitraria y caprichosa, estaba "contaminada por su inaceptable sentimiento discriminatorio", razón por la que recrimina a sus colegas el no haberlo reconocido y resaltado.

"Nunca pasaría por alto el que una decisión ejecutiva casualmente daña de forma desproporcional al grupo racial al que el Presidente ha señalado como el más indeseable pocos meses antes", destacó Sotomayor.

La jueza insiste en que la Corte obvió mencionar la gravedad de las fuertes acusaciones de Trump contra los latinos e inmigrantes al anunciar que DACA no sería cancelado, tal y como el gobierno solicitó. Una falla muy grande para Sotomayor.

The Collection of the Supreme Court of the United States.

Es importante destacar que este programa permite a jóvenes indocumentados, adultos y adolescentes, llegados a Estados Unidos de niños, tener la capacidad de trabajar y estudiar sin el temor de ser deportados.