April 16, 2018 07:10 PM
Getty Images

Una mujer que fue quemada viva por su exnovio podrá testificar en contra de él en el juicio de su propio asesinato. ¿Cómo es posible? Judy Malinowski, de 33 años, murió en junio del año pasado después de dos años hospitalizada por quemaduras severas.  A la joven le prendieron fuego en el 2015 detrás de una gasolinera en Gahanna, una ciudad de Columbus, Ohio.

Cinco meses antes de morir en el hospital —tras enfrentar más de una docena de cirugías para tratar de salvar su vida y reconstruir su cuerpo— la mujer grabó un video hablando del culpable del crimen. Según su abogado, este podría ser el primer caso en que una víctima testifica en su propio asesinato.

Su ex novio, Michael Slager, fue sentenciado a 11 años de cárcel después de enfrentar en el 2016 cargos que incluían asalto criminal e incendio intencional agravado. Tras la muerte de Malinowski, un jurado acusó a Slager de asesinato. De ser convicto, podría recibir la pena de muerte.

El trágico caso de esta mujer inspiró a que se cambiaran las leyes de Ohio, añadiendo seis años adicionales de prisión a los crímenes que impliquen mutilar o desfigurar a víctimas. Malinowski era la madre de dos niñas, quienes tuvieron que utilizar guantes y capas blancas para poder visitarla en su cuarto de hospital. Su madre también permaneció a su lado durante los dos años que luchó por su vida.

 

 

You May Like

EDIT POST