Policía detiene a dos jóvenes vinculados con el suicidio de Brandy Vela.

By Redacción People en Español
March 16, 2017 06:15 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Dos sospechosos fueron arrestados como los presuntos responsables del incansable acoso cibernético que aparentemente llevó a la joven Brandy Vela a quitarse la vida el año pasado.

Casi cuatro meses después de su muerte, las autoridades arrestaron a Andrés Arturo Villagomez, de 21 años, y Karinthya Sánchez Romero, de 22 años, ambos de Galveston, Texas, según un comunicado de prensa de la policía de Texas City.

Villagomez fue acusado de divulgación ilegal o promoción de material visual íntimo y se encuentra en prisión con una fianza de $ 2,500. Romero, a quien la policía identifica como la pareja del otro arrestado, está acusada de usurpación de identidad en línea y tendrá que pagar una fianza de $ 10,000 para no seguir tras las rejas.

La hermana de la víctima, Jackie Vela, dijo a People que la familia ya sabía cuando Brandy murió el pasado 29 de noviembre que había sido intimidada por su apariencia y sobrepeso, pero que tenían la impresión de que a la joven de 18 años “no le importaba”.

El día de la tragedia Jackie entró a la casa de la familia en Texas City y vio a Brandy apoyada contra la pared de su dormitorio con una pistola en el pecho. “Empecé a gritar, ‘Brandy, ¡habla conmigo!'”, recordó Jackie.

Su familia llegó rápidamente a la casa, pero tampoco pudieron convencerla de que desistiera de sus intenciones. “No puedo seguir con esto”, dijo Brandy, según su familia. “Estoy cansada”.

Después de esa frase, apretó el gatillo.

“La gente siempre hablaba de ella”, dijo a People Jackie. “Pero en abril [del 2016], se puso muy mal”.

La familia de Brady alega que los acosadores de Brandy inventaron falsas cuentas de Facebook y publicaron comentarios ofensivos sobre su peso y aspecto. Las páginas supuestamente eran borradas después de que se las denunció, pero se volvieron a crear días más tarde. En esos perfiles, se hacía referencia a que la joven ofrecía “sexo de forma gratuito”.

Tras vivir una enorme tragedia, la familia Vela prometió llevar a los torturadores digitales de su ser querido ante la justicia y decidieron hacer todo lo posible para nadie se quitara la vida a causa del acoso cibernético.

“No pudimos salvar Brandy”, dijo Jackie. “Pero podemos intentar salvar a otra persona”.

Tras los arrestos del jueves, Jackie expresó a People su agradecimiento a las autoridades. “Realmente esperamos que obtengan el máximo cargo. Nunca conseguiremos Brandy de vuelta, pero esto nos da algo de tranquilidad”.

Advertisement