January 11, 2019 01:37 PM
Anna Bizon/EyeEm/Getty Images

Tras vender un riñón en el mercado negro para comprarse el teléfono celular de moda, un joven de China quedó postrado en cama y ahora reflexiona sobre sus actos.

Alrededor de ocho años después de haberse sometido a una operación clandestina donde le fue extraído su riñón derecho, un joven de apellido Wang de ahora 25 años, acepta que su capricho por tener un iPhone y un iPad a los 17 años, fue la peor decisión de su vida, de acuerdo a reportes internacionales.

Andrew Matthews/PA Images via Getty Images

El joven, que había cometido tal acto a escondidas de sus padres para presumir a sus compañeros de escuela lo último en tecnología, tuvo que abandonar sus estudios y ahora se encuentra bajo el cuidado de su familia sufriendo de insuficiencia renal y siendo sometido a diálisis regularmente. De acuerdo a reportes, Wang, un residente de una de las áreas más pobres de China, habría recibido 3 mil dólares de los 30 mil que cobraron sus victimarios. Ahora vive de asistencia social, a pesar de que los responsables — quienes fueron procesados y condenados por la justicia de su país — fueron ordenados a indemnizarlo con alrededor de 215 mil dólares aproximadamente.

Anton NovoderezhkinTASS via Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La historia, que en aquel momento dio la vuelta al mundo debido a que los padres del chico denunciaron la atrocidad a las autoridades, sale a relucir nuevamente siendo la sensación el nuevo modelo en teléfonos de Apple, iPhone XR, para alertar a los padres de los extremos a los que podrían llegar sus hijos por obtener el costoso aparato de moda.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST