A sus 30 años, Jiyad Al-Suwaiti subía cada noche a la ventana de la UCI para contemplar a su madre. La imagen se ha vuelto viral en las redes sociales.

Por Teresa Aranguez
Julio 22, 2020
Anuncio

El coronavirus sigue dejándonos imágenes desgarradoras como la de Jihad AL_Suwaiti,  el joven palestino que trepaba cada noche el muro de un hospital para poder visitar a su madre moribunda por culpa del coronavirus.

Su progenitora se había enfermado de la COVID-19  y no le daban demasiadas esperanzas de vida. Jihad no estaba dispuesto a no volver a verla, así es que con un gesto valiente se atrevió a escalar hasta la ventana donde pudo dar el último adiós a la mujer, Rasmi, de 73 años.

La imagen se ha hecho viral y se ha convertido en la despedida más triste de los últimos meses. Tenía lugar en la localidad cisjordana de Beit Awa donde este joven se ha convertido en todo un símbolo por tal acto de amor.

La mujer estaba enferma de leucemia, condición que se agravó tras contagiarse con el virus. Su hijo intentó visitarla varias veces pero debido a las circunstancias no le permitieron verla.

"Me senté en la ventana de la UCI, viendo sus últimos momentos. Estaba desesperanzado", expresó a la prensa local este ya héroe para muchos. Un ejemplo más de que el amor no entiende de virus ni barreras. QEPD.

Si necesitas información actualizada sobre la COVID-19, sus síntomas, tratamiento, etc., por favor visita el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que ofrece servicio en español: www.cdc.gov/spanish/index.html