La joven Alexis Crawford fue supuestamente asesinada por el novio de su compañera de cuarto tras acusarlo de agredirla sexualmente.

By Isis Sauceda / L.A.
November 13, 2019 03:11 PM

La denuncia de que había sido agredida sexualmente por el novio de su compañera de habitación podría haber conducido a la muerte de la estudiante Alexis Crawford, cuyo cadáver fue encontrado el 8 de noviembre en un parque en las afueras de Atlanta, GA.

Al menos eso es lo que considera la policía, que ha acusado de asesinato premeditado a la compañera de cuarto, Jordyn Jones, y su pareja Barron Brantley.

Según la orden de arresto, Jones llevó a la víctima a una tienda donde compraron alcohol y luego regresaron al apartamento que compartían cerca de la Universidad de Clark Atlanta. Allí tuvieron una pelea a la que se unió Brantley, quien aparentemente la estranguló hasta causarle la muerte.

“No fue un extraño, fueron personas en quienes confiaba y que al final le quitaron la vida”, comentó el reverendo Markel Hutches, vocero de la familia de Crawford, a la cadena CBS.

Crawford había denunciado el pasado 27 de octubre a la policía que había sido agredida sexualmente por Brantley en el baño del apartamento, según la cadena WSBT. Su familia denunció su desaparición el 1 de noviembre y el cadáver fue encontrado siete días después luego de que uno de los sospechosos finalmente confesara a las autoridades el paradero de su cuerpo a la policía, según la prensa local.

De acuerdo a los documentos, Brantley y Jones se deshicieron del cuerpo abandonándolo en un parque alrededor de 11 millas de la vivienda donde supuestamente cometieron el crimen.

“Jones y Brantley metieron a Alexis Crawford en un contenedor de plástico y transportaron su cuerpo al parque Exchange de Decatur, Georgia, donde dejaron su cuerpo en el bosque”, precisa el reporte.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La joven fue reportada desaparecida por su familia, con la que tenía contacto por lo menos una vez al día. Su madre, Tammy Crawford, confirmó que la última vez que habló con su hija fue el 30 de octubre y estaba “de buen ánimo y sonriente”, según People.

La policía aún no ha establecido el motivo del asesinato y se desconoce si los sospechosos cuentan con representación legal privada.

Advertisement