Una joven madre está tras las rejas después de que su bebé muriera tras ahogarse con la hebilla de su asiento en el carro. Los detalles del caso.

By Lena Hansen
November 14, 2019 10:34 AM

Una madre en Arkansas fue arrestada después de que su bebé de 9 meses muriera ahogada con la hebilla del asiento del carro.

Summer Rose Kazzee, de 22 anõs, fue acusada el jueves de homicidio negligente, según documentos de la cárcel del condado de Garland. La joven madre ya había tenido problemas con la ley en el 2016, cuando perdió la custodia de su hijo menor después de que las autoridades determinaran que el niño recién nacido estaba malnutrido y pasaba hambre.

La Kazzee fue condenada a tres años en prisión en esa ocasión anterior, pero salió bajo libertad condicional de la cárcel antes de cumplir por completo la pena.

Documentos oficiales detallan que las autoridades llegaron al hogar de la madre en Hot Springs el 17 de agosto y encontraron a la niña de nueve meses inconsciente. La bebé (que tiene un hermano gemelo) no respondía y fue llevada de emergencia a un hospital local, donde fue pronunciada muerta.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Al hablar con los detectives, Kazzee dijo que sobre las 3 p.m. trató de dormir a los gemelos, pero cuando la niña se negó a dormir, la puso dentro del asiento para el carro que estaba dentro de la casa en el piso. La madre dice que la amarró con el cinturón de seguridad y que la niña comenzó a balancearse en la silla. “Dejó a los niños en la habitación con la puerta cerrada y se fue para la sala de la casa. Una hora y media después, Kazzee fue a ver cómo estaban los niños y encontró a su hija balanceándose en la silla y hasta aplaudiendo”, según documentos oficiales. Pero unos 30 minutos después dejó de escuchar a su hija y cuando fue a revisar que estaba pasando vio que la niña tenía la hebilla del asiento del carro atorada en la garganta.

La madre dice que entró en pánico, agarró a la niña y corrió a la calle, pidiendo ayuda. Kazzee aseguró que su hija nunca antes había desabrochado la hebilla del cinturón de seguridad del asiento, pero luego admitió que ella había dejado el cinturón medio abierto cuando sentó a la niña en la silla para el auto. La madre sigue tras la rejas con una fianza de $5,000 y el caso sigue bajo investigación.

Advertisement